Local

CSIF exige reforzar con urgencia la Atención Primaria

El sindicato reclama test masivos al personal de la Sanidad para afrontar con garantías la Fase 1

 

CSIF -Central Sindical Independiente y de Funcionarios-, exige al Ministerio de Sanidad, como máxima autoridad, y al conjunto de las comunidades autónomas que refuercen la Atención Primaria para afrontar con garantías la inminente Fase 1 de desescalada

 

El personal de la sanidad afronta con incertidumbre y falta de información la entrada en este nivel de desescalada y temen que se produzca un nuevo foco de contagios por la falta de previsión en este ámbito. En este sentido, de entrada, CSIF reclama que se hagan pruebas masivas de anticuerpos, que aseguren un correcto diagnóstico serológico de cada profesional.

«Desde CSIF dudamos que se cumplan las exigencias mínimas en cuanto a material de protección y realización de pruebas. Hay que tener en cuenta que, a partir de ahora, la atención primaria va a tener un papel protagonista para hacer detección, aislamiento y seguimiento de los casos. La atención primaria siempre es la puerta de entrada al sistema sanitario de cualquier enfermedad y ahora también lo será del coronavirus», explican.

Otra cuestión que preocupa a CSIF es la situación de las plantillas y las miles de bajas que se han registrado por contagio. Las plantillas siempre están al límite, más ahora en esta situación de crisis (tenemos 44.000 personas contagiadas y miles de bajas sin cuantificar) y aunque la presión hospitalaria haya descendido debemos estar preparados ante una posible nueva oleada. Además hay que afrontar la lista de espera generada a la de por sí elevada demora en pruebas asistenciales e intervenciones, sin olvidar que las plantillas están exhaustas (hacen falta relevos, coger días libres, festivos y obviamente sus vacaciones cuando llegue el verano).

Esta crisis ha puesto encima de la mesa también la precariedad de muchos profesionales de la sanidad. «Muchos/as profesionales ganan poco más de 1.000 euros, afrontan jornadas superiores a las 8 horas y las contrataciones realizadas estas semanas lo han puesto mucho más en evidencia. Por no hablar de las notables diferencias salariales entre comunidades autónomas», reclaman.

Datos sesgados de las comunidades autónomas

CSIF también pide responsabilidad a las comunidades autónomas ante la falta de información. La falta de transparencia nos hace temer que las comunidades, como Rioja o Madrid, donde más se ha sufrido el impacto del Covid-19 ofrezcan datos sesgados para pasar cuanto antes a la Fase 1 de desescalada. «Estaremos vigilantes», matizan.

En otras, como Castilla-La Mancha, CSIF rechaza de pleno la petición del Ejecutivo autonómico de entrar el próximo lunes en la fase 1 de desescalada. Mientras en otras comunidades ha descendido significamente el número de contagios e incluso han reducido a cero la cifra de muertes, ayer mismo se registraron en la región 510 nuevos positivos y 31 fallecidos.

Castilla-La Mancha ha sido y sigue siendo un punto negro: 2.647 fallecidos, que colocan a la comunidad con la mayor tasa de mortalidad de todo el país, con 130,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes. Además, Ciudad Real es la provincia que registra la mayor tasa de mortalidad de toda España (203 fallecidos por cada 100.000 habitante), un triste honor en el que le acompaña Cuenca en segundo lugar y con el resto de provincias también en los primeros puestos.

A pesar de los informes de la Consejería de Sanidad sobre tasa de contagio, realización de test, dotación de EPIS y asistencia sanitaria, CSIF considera que la región no está preparada para la fase 1 porque además la Junta no ha elaborado un Plan de Seguridad y Contingencia para asegurar la salud de los trabajadores, pacientes y usuarios frente al COVID-19, tal y como le ha reclamado el sindicato, además de que es ahora cuando se está preparando un plan organizativo en Atención Primaria cuando es algo que se debería tener ya previsto e implantado».

Propuestas de CSIF

Desde CSIF piden que se establezca un triaje ágil, para que se atienda sin demoras y de manera inmediata a pacientes infectados por COVID-19 tanto de forma presencial como en domicilio, así como acceso inmediato a Radiología y analítica de protocolo COVID. «Solicitamos que se establezcan protocolos homogéneos de tratamiento y seguimiento de pacientes con coronavirus para todos los centros de salud; modificación de los tiempos de atención con el fin ofrecer una atención de calidad, como históricamente se viene reclamando y evitar la aglomeración de pacientes».

También piden:

  • Desinfección del centro una vez por turno de forma ordinaria.
  • Circuito de residuos y lavandería rápido.
  • Potenciación de los medios de transporte, conductores, vehículos, etc., para incrementar la atención domiciliaria
  • Aceso inmediato a PCR inicial, aislamiento precoz y consejos a los convivientes y Test rápidos para diagnóstico, toma de decisiones de individuos, familias o contactos
  • Acceso a material de protección individual sin restricciones.
  • Protocolo de acceso de los usuarios al centro con guantes, mascarilla y geles desinfectantes a la entrada, asegurando distancia mínima de dos metros tanto en zonas comunes, consultas y salas de tratamiento.

Del mismo modo, «entendemos necesario que se establezcan circuitos diferenciados de canalización y separación física de pacientes con y sin coronavirus, o incluso, si los datos epidemiológicos así lo aconsejan, establecer centros monográficos COVID; retomar progresivamente la actividad normal a crónicos y tratamientos, fisioterapia, trabajo social, matronas, etc.; establecer medidas de disminución de procesos burocráticos, procesos de IT, recetas de crónicos, otras prestaciones, con herramientas informáticas que disminuyan las aglomeraciones frecuentes de pacientes en los centros de salud», concluyen.

Castilla y León

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, anunció este jueves que la Atención Primaria y comunitaria, así como la salud pública serán reforzadas ante el inicio de las fases de desescalada del confinamiento impuesto por el coronavirus. Para ello, prevé incorporar médicos, personal de enfermería y de cuidados y “fidelizar” a los resientes que terminan su formación con ofertas de trabajo.

En la comparecencia telemática posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, la titular de Sanidad avanzó que el inicio de la transición a la nueva normalidad en 26 zonas básicas de salud del medio rural supondrá un refuerzo de la Atención Primaria, pero también de los servicios territoriales, para desarrollar la salud comunitaria y pública en la Comunidad.

Al respecto, la consejera señaló que se nombrará un responsable de vigilancia epidemiológica, al menos, por cada centro de salud que avance en la desescalada, si bien señaló que se tendrá en cuenta la población a la que se le hace el seguimiento, el número de pruebas PCR o el tamaño de la zona básica de salud.

No obstante, Verónica Casado precisó que cada una de las 247 zonas básicas de salud son “diferentes” por lo que las medidas que se adopten se diseñarán en función de las necesidades, si bien la consejera apuntó que será necesario contar con médicos, personal de enfermería, que -dijo- jugarán un papel “sustancial”, y técnicos de cuidados. Además, se estudiará si es necesario reforzar las estructuras de los servicios territoriales, entre los que destacó la buena situación del de Burgos, por contar con tres epidemiólogos.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba