Más noticias

El PSOE da marcha atrás sobre la reforma laboral y Podemos lo desautoriza

Desbarajuste sobre el acuerdo para derogar parte o toda la legislación que aprobó el en 2012

El PSOE rectificó la pasada medianoche su acuerdo con Bildu, al eliminar el punto en el que se hablaba de derogar de “manera íntegra” y urgente la reforma laboral del PP. Tras generarse una gran polémica, los socialistas precisaron los aspectos a corregir y, entre ellos, incluyeron el despido por absentismo cuando el Gobierno ya lo anuló hace meses. Ya por la mañana, Podemos desautorizó la marcha atrás de los socialistas.

 

En una nota aclaratoria, el PSOE matizó su pacto con la formación vasca. En concreto, borró el primer punto de dicho acuerdo que hablaba de derogar “de manera íntegra” la reforma laboral de 2012 impulsada por el PP de forma “efectiva antes de la finalización de las medidas extraordinarias adoptadas por el Gobierno en materia económica y laboral derivadas de la crisis originada por el COVID-19”.

De esa manera, el Gobierno logró garantizarse la abstención de Bildu para facilitar la votación de la quinta prórroga del estado de alarma.

Tras hacerse público el contenido del acuerdo se generó un gran revuelo y el PSOE salió a puntualizar que sólo quería derogar la reforma laboral con el fin de “recuperar los derechos laborales arrebatados”, “impulsar en el marco del diálogo social la protección de las personas trabajadoras” y “recuperar el papel de los convenios colectivos”.

De ese modo, indicó que “en concreto y con carácter urgente” su intención es derogar “la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad; la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales, y las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, haciéndolo llegar más allá de las previsiones contenidas en el mismo, tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo”.

El PSOE recobró así los mismos puntos de su acuerdo con Unidas Podemos y olvidó, por completo, que el despido por enfermedad ya se anuló en febrero.

De todos modos, el convenio suscrito por PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu incluye otros compromisos que se mantienen.

En el punto dos se establece que las entidades locales, forales y autonómicas “dispondrán de mayor capacidad de gasto” para políticas públicas destinadas a paliar los efectos sociales originados por la crisis del Covid-19.

Según el texto, dichos gastos serán, además, “exceptuados del cómputo de la regla de gasto” en las entidades locales, y la capacidad de endeudamiento de la Comunidad Autónoma Vasca y la Comunidad Foral de Navarra “se establecerán exclusivamente en función de sus respectivas situaciones financieras”.

En cuanto al tercer y último punto, se señala que este acuerdo obliga a “las fuerzas políticas firmantes” a dar cuenta Bildu “del avance en el desarrollo y grado de implementación de los acuerdos alcanzados”.

Pablo Iglesias

Ya por la mañana, el líder de Podemos, socio de Gobierno delos socialistas, Pablo Iglesias, desautorizó la marcha atrás del PSOE en su acuerdo con Bildu.

Iglesias comentó en una emisora catalana que «los pacto están para cumplirlos», en referencia al acuerdo de Gobierno con el PSOE, en el que se recogía la derogación de la reforma laboral del PP.

«Pacta sunt servanda (lo pactado obliga). En el acuerdo de Unidas Podemos con el PSOE para la legislatura y la investidura y el Gobierno de coalición no se habla de derogación parcial, se habla de la derogación de la reforma laboral, y eso es un acuerdo de Gobierno de coalición. En el pacto que se firmó ayer, que firman los máximos responsables de los tres grupos parlamentarios, ese es el acuerdo, pacta sunt servanda», dijo Iglesias antes de precisar que “he sido cristalino”.

«Después cada partido podrá decir lo que quiera, pero los documentos firmados son, en el primero de los casos, de la orientación política de una legislatura y un acuerdo de Gobierno de coalición, y en el segundo caso un acuerdo entre tres grupos parlamentarios en el contexto del covid-19, que es una crisis sanitaria pero también una crisis social y económica. Lo firmado y escrito en un papel es lo que se ha acordado. El acuerdo llegará incluso un poco antes. Literal», señaló el vicepresidente segundo del Gobierno.


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba