LocalPortada

Sí quiero, pero no sé si puedo

El 85% de las bodas en Salamanca se aplazaron para el 2021

 

Insólito que en el mes de agosto en Salamanca no haya casi bodas, por poner un ejemplo, en La Purísima, solo una. El 85% de las bodas que debían celebrarse en Salamanca este 2020, se han aplazado para hacerlo en el 2021

Este verano, la primera boda que tienen anunciada en La Purísima es para el 18 de julio, “pero siempre hay que ponerla entre comillas. Este día tenemos dos enlaces y otra el 24 de julio. En agosto, solo hay una. Esto es insólito”, apunta Policarpo Díaz, vicario de Pastoral de Salamanca.

¿Será la primera que en agosto solo celebren una boda?
Sí.

En septiembre, de momento tienen “pactadas” seis bodas.

Parece que a medida que avanza el año, nos vamos atreviendo más. ¿Qué hay en octubre?
Tenemos las primeras comuniones. Más o menos, la mitad de niños y niñas que debían comulgar en junio, lo han dejado para octubre y el resto, para el próximo curso. Serán tres o cuatro domingo. En cuanto a bodas, tres o cuatro.

Te resultará raro no haber celebrado bodas en estos meses…
Es insólito. Habitualmente habría un 80% más. Lo normal es que el año que viene tengamos un incremento muy importante, porque a las bodas lógicas del 2021, hay que añadirle las que se han dejado de celebrar éste.

Los novios que quieren celebrarla este año, ¿tienen un plan B por si acaso no pueden realizar la ceremonia?
Sí, al menos un tercio de ellos, han puesto un plan B por si acaso. Vienen prevenidas, lo prefieren celebrar este año, como era su plan, pero dejan un por si acaso.

El titular de este reportaje sería algo así como… ‘Si quiero, pero en el 2021’…
Si quiero, pero no sé si puedo (carcajada). Prácticamente, la mayor parte de las parejas lo retrasan. Eso sí, hay parejas que han dicho que sea como sea lo celebran este año, pero las menos y sabiendo, de ante mano, que tienen que ser muy minoritarias.

¿Cuál es el protocolo a seguir?
No sabemos todavía, pero de momento, es el mismo que rige para las eucaristías normales, en cuanto a distancia entre participantes, medidas de higiene,… es igual que si fuera la misa del domingo. Tenemos algunas pequeñas normas sencillas en el ritual de las bodas.

¿Por ejemplo?
Que no toquemos las alianzas, las arras…

¿Por? Si tocamos el dinero constantemente.
Es una medida de seguridad más. Es intentar tocar lo menos posible objetos que puedan tocar más personas. Las arras se bendicen con un poco de distancia y que las cojan ellos. Tenemos esa pequeña prevención. Lo más importante es tener sentido común.

Los sacerdotes también guardan esa distancia por proteger a los demás, “porque este virus es tan raro, que lo puedes tener y no notarlo. Es complicado, pero así es la vida”, concluye Policarpio Díaz.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba