Más noticias

La nueva normalidad llegará el 21 de junio

Pedro Sánchez comunica a las comunidades que gestionarán la fase 3 y serán competentes para la gestión de la desescalada

 

 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, trasladó este domingo a las comunidades y ciudades autónomas que gestionarán en solitario la fase 3 de la desescalada, así como que la llamada «nueva normalidad» llegará el 21 de junio.

 

Servimedia / ICAL.  En su intervención inicial en la duodécima Conferencia de Presidentes, Sánchez explico que solicitará al Congreso autorización para la sexta y última prórroga del estado de alarma, hasta el 21 de junio. Según varias fuentes presentes en la reunión telemática, el presidente comentó que los expertos recomiendan dos semanas de limitar la movilidad, por lo tanto, este periodo llega hasta el 21 de junio. Así que, explicó, la prórroga sería de 15 días, del 8 al 21 de junio.

Sánchez sostuvo en el encuentro que debe imperar “la prudencia” al tiempo que apuntó que espera que esta sea la “última prórroga”, de manera que el 21 de junio ya rija en gran parte del país la denominada “nueva normalidad”.

Además, trasladó que la fase 3 del plan de desescalada es “gobernanza absoluta” de las comunidades autonómicas, porque estas “van a ser competentes para gestionar su desescalada”. Esta cuestión deriva del acuerdo suscrito con ERC y PNV para garantizar la autorización preceptiva del Congreso a la prórroga del estado de alarma.

El presidente apeló a la “prudencia” después de exponer los datos sanitarios “esperanzadores” que arroja la pandemia de la Covid-19 en España en los últimos días, toda vez que recordó que en la última semana se han contabilizados 320 nuevos contagios y 43 fallecidos por coronavirus; pero apeló a no bajar la guardia para evitar esos pequeños repuntes que ya se producen y pidió responsabilidad individual de la ciudadanía.

Como estaba previsto, el presidente comentó el Ingreso Mínimo Vital (IMV) que aprobó el Consejo de Ministros este viernes con el que prevé llegar a 850.000 familias y 2,3 millones de beneficiarios, más del 30 por ciento (690.000) menores de edad; y recordó que entre los requisitos está la obligatoriedad de mantener una búsqueda activa de empleo y hacer la declaración del IRPF.

En este capítulo, Sánchez puso de ejemplo a Navarra y País Vasco por su sistema de IMV destacando que son “referencia” a nivel estatal. En concreto, felicitó a los presidentes de estas regiones, María Chivite e Iñigo Urkullu, respectivamente, por su gestión en este ámbito social porque hay que “aprender de las buenas políticas” que se están haciendo para justificar que gestionarán esta medida social.

Este capítulo despertó ciertas suspicacias entre otros presidentes que reclamaron para sí y para todas las comunidades la gestión de este asunto como harán País Vasco y Navarra. Precisamente, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, rechazó toda negociación bilateral “que rompa la igualdad de los españoles” y defendió el “diálogo y el pacto frente a la crispación y el odio”. Exigió “lealtad” al Ejecutivo, así como un “trato justo” para todas las comunidades y una “mayor cooperación”.

También, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, apuntó que Galicia tiene desde 1991 un ingreso medio de 551 euros -la Risga-, por lo que exigió que antes de acabar el año todas las comunidades autónomas puedan gestionar el nuevo IMV aprobado este viernes por el Gobierno.

Desde Andalucía, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, comentó que no cuestionan la “necesidad” de esta medida, pero trasladó a Sánchez la “sorpresa” de que sólo dos autonomías están capacitadas para gestionarlo y calificó de “un tanto imprudente” el argumento del presidente de que es porque saben hacerlo. “¿Las demás no?”, preguntó Moreno al presidente.

Fondos europeos

En el capítulo de fondos europeos, el presidente expuso que España recibirá de la Unión Europea 77.000 millones en transferencias y 63.000 millones en créditos, en total 140.000 millones en el marco de la Next Generation Europea Unión. Los sectores más beneficiados, explicó el presidente, serán turismo, comercio, renovables, automóvil, transporte, construcción y ámbito digital.

Sobre esta cuestión, según las fuentes consultadas, Sánchez dijo que, en el marco de los acuerdos alcanzados con ERC y PNV por la nueva prórroga, se va a facilitar que las comunidades autónomas participen en la toma de decisión sobre el reparto de los fondos europeos.

Fronteras

El lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, por su parte, reclamó la exención del IVA en las mascarillas y avanzó que en el País Vasco se van a “complementar” los ERTE. Además, pidió la apertura de la frontera con Francia, sobre todo, para cuestiones laborales.

Según señalan fuentes presentes en la reunión telemática, Sánchez respondió que, tendrá también en cuenta a la presidenta de Navarra, María Chivite en este tema, y que el Gobierno lo «hablará» con el país vecino para “flexibilizar” el tránsito. Feijóo también recogió esta petición y la reclamó sobre la frontera con Portugal.

Por su parte, el presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra, pidió elevar el déficit autonómico al uno por ciento para poder endeudarse en más de 2.200 millones de euros; lamentó que no haya existido “cogobernanza” y críticó, una vez más, que la “centralización” vivida durante el estado de alarma “no debe volver a suceder”, rechazando así el acuerdo cerrado por el Gobierno con ERC para sacar adelante la sexta prórroga del estado de alarma.

El presidente de la Generalitat catalana elevó su petición de fondos de 4.000 a 5.000 millones de euros y consideró “urgentísimo” que Cataluña reciba esos fondos económicos porque lo considera una “necesidad urgente”.

Rebrotes

Desde la Xunta de Galicia, Feijóo reclamó un plan único a nivel estatal para poder afrontar posibles rebrotes de la pandemia de la Covid-19 una vez se alcance la llamada «nueva normalidad».

Ante la petición de Feijóo, según comentaron varias fuentes presentes en la reunión telemática, Sánchez bromeó al presidente gallego diciéndole que eso suena a estado de alarma y si su propuesta significaba que el Partido Popular va a votar a favor de la última prórroga del estado de alarma.

Tras la ironía, según otras fuentes consultadas por esta agencia también presentes en la reunión, el presidente Sánchez remarcó que era una broma y admitió que habría que regular ciertos aspectos para adoptar una posición común ante los posibles rebrotes.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba