EconomíaPortada

Salamanca será declarada libre de brucelosis bovina por la Unión Europea

Castilla y León vuelve a bajar la prevalencia de tuberculosis bovina y Salamanca disminuye en un 15% el número de explotaciones positivas

La Unión Europea publicó en el Diario Oficial, en diciembre de 2019, la declaración de la provincia de León como libre de brucelosis bovina, de esta manera León se unió al máximo estatus sanitario ya logrado en Burgos, Soria, Valladolid y Zamora, siendo así, 5 de las provincias castellano y leonesas donde se ha erradicado oficialmente la enfermedad.

 

En este año 2020, y como ya se había anunciado en el seno del grupo de trabajo de tuberculosis bovina creado en Castilla y León, se ha presentado al mapa el expediente sanitario que conllevará la declaración de la provincia de Salamanca como libre de brucelosis bovina. Este expediente ya ha sido enviado a la Unión Europea puesto que ha demostrado el cumplimiento de los requisitos legales para que se declare oficialmente la provincia de Salamanca como libre de brucelosis bovina.

Este hecho supone un hito sanitario para la provincia salmantina que sufrió el azote de la brucelosis bovina muy fuertemente, y su cabaña ganadera tuvo que ser sometida a grandes restricciones de movimiento para lograr poner cerco a la enfermedad.

Adicionalmente, la consolidación de los datos sanitarios en Castilla y León en relación a la brucelosis bovina (que por tercer año consecutivo no presenta ninguna explotación positiva), ha permitido que se estén ultimando los informes sanitarios para proceder a la declaración de libre frente a la enfermedad de las provincias de Segovia y Ávila.

Por lo tanto, es previsible que antes de que finalice el año solo quede la provincia de Palencia sometida a las pruebas sanitarias sistemáticas frente a esta enfermedad. Es necesario recordar que el último foco de Palencia se debió a la falta de rigurosidad en las actuaciones sanitarias de Cantabria (movimiento incontrolado a pastos del norte de Palencia). Esto pone de manifiesto la necesidad de ser estrictos en las inmovilizaciones para luchar frente a las enfermedades.

Tuberculosis bovina

En cuanto a la evolución del estatus sanitario frente a esta enfermedad de la ganadería bovina en Castilla y León es muy positiva. En tuberculosis bovina se ha pasado, prácticamente en diez años, de tener pruebas positivas a la enfermedad en el 4,16 % de las explotaciones a tener sólo el 1,41 %. Si bien el descenso con respecto al año 2019 es del 1,55 %, la provincia de Salamanca con gran peso ganadero, ha tenido un descenso del 15 %, situándose en un 2,13 % de explotaciones positivas mientras que en el año 2019 la prevalencia fue del 2,55 %.

Además, se ha consolidado el estatus sanitario logrado en el año 2018, y las provincias de Burgos, León, Palencia, Segovia, Valladolid y Zamora continúan manteniendo prevalencias por debajo del 1 % lo cual permite a estas provincias continuar aplicando el protocolo de flexibilización con movimiento libre a cebaderos en las explotaciones sin aislamiento microbiológico.

Este estatus sanitario, fruto del trabajo de los ganaderos y los servicios veterinarios oficiales, permite que el 98,6 % de nuestras explotaciones de vacuno puedan mover libremente sus animales dentro y fuera de la Comunidad Autónoma y exportar, no solo en el entorno europeo, sino también a países de fuera de la Unión Europea.

En la presente legislatura se ha constituido un grupo de trabajo técnico de tuberculosis bovina en el que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha trabajado intensamente para dar respuesta a las peticiones de los ganaderos, y este trabajo se ha realizado de la mano del sector regional representado por las organizaciones profesionales agrarias, Urcacyl y asociaciones ganaderas, bajo la coordinación técnica de la Consejería.

El objetivo principal es seguir avanzando en la ejecución del Programa Nacional de lucha contra esta enfermedad y para ello se identificaron las mejoras que se podían hacer desde el Gobierno Regional. Se han analizado los puntos que dependen de la normativa estatal y comunitaria y por lo tanto será precisa la intervención del Ministerio para su valoración y la posible puesta en marcha a nivel nacional.

En el seno del grupo de trabajo, los representantes del sector ganadero han trasladado los principales problemas económicos que la aplicación de la legislación conlleva en las explotaciones ganaderas, algunas cuestiones ya han sido abordadas a nivel regional y otras ya han sido trasladadas al propio Ministerio de Agricultura.

Así, fruto de los compromisos acordados, los acuerdos alcanzados con todas las organizaciones profesionales agrarias, las asociaciones ganaderas y Urcacyl, se han materializado en:

  • Modificación de la Orden autonómica que regula las actuaciones de lucha frente a la tuberculosis en nuestra región.
  • Publicación del procedimiento detallado de cada uno de los pasos que se llevan a cabo en la ejecución del programa de erradicación de tuberculosis bovina a través de una resolución del Director General de Producción Agropecuaria.
  • Se ha enviado un informe detallado al Ministerio de Agricultura para que valore el incremento de los baremos de indemnización

Además, próximamente se publicará la resolución que recoge los municipios calificados frente a tuberculosis bovina, que sitúan un 99 % de la región como ‘limpia’ de la enfermedad. Este dato es muy importante porque viene a decir que las explotaciones positivas (el 1,43 %) están concentradas en zonas muy concretas del territorio regional. Castilla y León es la única Comunidad Autónoma que trabaja con este concepto, que permite calificar territorios como ‘limpios’ frente a tuberculosis bovina, con lo cual los movimientos permitidos son más seguros en los municipios calificados.

Es muy importante la mejora de Salamanca, que en el año 2014 tenía un 57 % de municipios calificados y este año ha llegado al 96 % del territorio.

Tuberculosis y fauna silvestre

Durante la reunión de este jueves también se han presentado los datos de tuberculosis en especies silvestres. El número de jabalíes analizados frente a esta enfermedad por cultivo microbiológico y PCR se ha situado en 2.337.

En el marco del Real Decreto 138/2020, de 28 de enero, próximamente el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación publicará la categorización de las unidades veterinarias de especial riesgo de tuberculosis por contactos con la fauna silvestre.

En el caso de Castilla y León el análisis nacional pone de manifiesto que de las 103 unidades veterinarias en las que está dividido nuestro territorio solo seis unidades veterinarias se consideran de especial riesgo (es decir, zonas en las que es posible la interacción entre la tuberculosis en especies silvestres y domésticas).

Estas comarcas son 4 de la zona de Ávila, la comarca de Béjar (cercana a la zona más conflictiva de El Barco de Ávila) en Salamanca y Cervera de Pisuerga en Palencia.

Estas zonas ya habían sido identificadas por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Dural, y en la comarca de El Barco de Ávila se ha establecido un programa específico de investigación en colaboración con el IREC. Recientemente se ha incorporado el Departamento de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de León a través de la investigadora Ana Balseiro que, adicionalmente a los trabajos de monitorización y caracterización de las especies silvestres llevados a cabo por el Christian Gortázar, ha comenzado a cuantificar el papel de otras especies como los tejones. Este trabajo se extrapolará a la zona norte de Palencia.

IBR (rinotraqueitis infecciosa bovina)

También se ha presentado a las organizaciones profesionales agrarias y Urcacyl el borrador de Orden que regulará el programa de prevención, control y erradicación de la Rinotraqueitis Infecciosa Bovina a nivel regional siguiendo los criterios establecidos en el Real Decreto 554/2019, de 27 de septiembre.

La implantación de este programa es imprescindible dado que a nivel europeo está prohibida la comercialización de semen, óvulos y embriones de rebaños seropositivos y el transporte de animales vivos infectados. Adicionalmente, muchos países terceros están exigiendo requisitos adicionales frente a esta enfermedad, no solo a la hora de exportar animales vivos, sino en ocasiones también para la exportación de carne.

El programa, que tendrá carácter voluntario, contempla la prohibición de uso de vacunas no marcadas, así como el establecimiento de una calificación nacional a todas las explotaciones de ganado bovino.

En el caso de Castilla y León, se pretende aprovechar el momento del saneamiento ganadero para analizar los sueros de las explotaciones que decidan incorporarse al programa, de este modo se minimizarán los costes económicos y de manejo a los ganaderos.

Paralelamente, cada ganadero tendrá que llevar un programa vacunal supervisado por un veterinario en ejercicio libre de la profesión y la orden establece los cauces de comunicación entre el veterinario responsable y la Administración Regional.

La aplicación en esta Comunidad Autónoma de los programas de erradicación de enfermedades de los animales durante los últimos años, está dando sus frutos gracias al trabajo y colaboración del sector productor y a la actuación responsable y rigurosa de las Administraciones. Por todo ello, el estatus sanitario alcanzado por nuestras explotaciones ganaderas les permite acceder con ventaja a los mercados de animales vivos y sus productos.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba