Castilla y León

Los centros educativos abrirán en la fase 2

Para atender a los estudiantes que preparan la EBAU y a los 1.400 de Educación Especial

Los centros educativos de Castilla y León abrirán en la fase 2 de la desescalada para atender a los estudiantes que preparan la EBAU (Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad). Los alumnos podrán acudir de forma voluntaria a los institutos del 12 al 23 de junio para resolver dudas y reforzar contenidos.

 

Para ello, los estudiantes de Segundo de Bachillerato deberán comunicar al tutor, los próximos lunes y martes, su interés por acudir al centro y las asignaturas en las que necesitan ayuda a través de la docencia presencial. De esta forma, estarán mejor preparados para las pruebas que tendrán lugar el 1, 2 y 3 de julio. Además, la consejera de Educación, Rocío Lucas, anunció hoy que se retomarán los servicios de fisioterapia educativa en los centros de Educación Especial, que podría beneficiar a 1.400 alumnos.

La asistencia a las clases presenciales se hará por cita previa para que el equipo directivo organice y escalone en el tiempo el acceso y la salida de las actividades educativas presenciales así como los recorridos de los estudiantes. También, se encargará de avisar al profesorado que deberá atender presencialmente a sus alumnos. No en vano, algunos docentes continuarán con la enseñanza telemática de estudiantes de otros cursos.

La consejera dejó claro, según recogió la Agencia Ical, que solo podrán acudir a los centros educativos los alumnos que así lo hayan solicitado y que presenten una declaración responsable en la que se comprometen a cumplir las medidas higiénico-sanitarias y a no acudir al centro si presenta síntomas o precisa cuarentena por haber estado en contacto con alguna persona infectada.

Además, precisó que se adoptarán y reforzarán todas las medidas higiénico sanitarias, recomendadas por las autoridades, para cumplir la distancia de seguridad de dos metros y el uso de mascarillas de protección cuando no sea posible.

El resto de los estudiantes de la Comunidad, o las familias, solo podrán acudir a su centro educativo para recoger el material que hubieran dejado en el interior antes de que se decretara el estado de alarma. La dirección de cada centro organizará estas actuaciones con cita previa y estableciendo turnos hasta el 23 de junio para evitar aglomeraciones.

Necesidades especiales

En cuanto a los alumnos con necesidades educativas especiales, la consejera comunicó que podrán volver a sus centros para continuar con la fisioterapia. No en vano, reconoció que han sido los alumnos que más han sufrido la situación del confinamiento así como la suspensión de la docencia presencial, derivada de la declaración del estado de alarma por la pandemia del COVID-19. «Teníamos muy claro que, en cuanto las autoridades sanitarias permitieran la reapertura de centros, los alumnos de Educación Especial serían los primeros en acceder a ellos para recuperar las sesiones presenciales de fisioterapia,” declaró.

De esta manera, a partir del próximo viernes 12 de junio y hasta final de mes se reanudará este servicio para el alumnado escolarizado en centros sostenidos con fondos públicos que previamente estuviera recibiendo la fisioterapia educativa. Al igual que en el caso de los alumnos de Segundo Bachillerato, las familias deberán solicitaron previamente. La consejera añadió que, siempre y cuando la situación sanitaria lo permita, la idea es que el servicio se prorrogue durante el mes de julio, ya con la fase 3 de la desescalada.

La medida podría afectar a los más de 1.400 alumnos que ya recibían sesiones de fisioterapia antes de producirse el cierre de los centros escolares y al centena de fisioterapeutas que prestan sus servicios en los centros de titularidad pública, además de los 18 existentes en los concertados.

Por último, Rocío Lucas se refirió a que la Consejería modificará la orden de concesión de subvención a las entidades que colaboran en la prestación del servicio respiro escolar durante el curso 2019-2020, que supone la apertura de los centros de educación especial durante los días laborales no lectivos (excluidos los sábados) y durante el mes de julio. El objetivo de este programa es que los padres de estos alumnos puedan conciliar la vida laboral y escolar mientras sus hijos realicen durante las mañanas actividades plásticas, deportivas y lúdicas.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba