Castilla y León

La Junta incumple… y Luis Tudanca se escandaliza

El pasado 25 de marzo, en pleno pico de la pandemia, el presidente Fernández MañuecoAlfonso, presidió una reunión del Consejo del Diálogo Social (UGT, CC.OO y CECALE) tras la que se anunció a bombo y platillo un paquete de medidas cifrado en 220 millones de euros para paliar el impacto económico y social originado por el confinamiento. Y una de las medidas-estrella era la concesión de una ayuda complementaria a los trabajadores afectados por ERTEs.

 

Eso sí, la Junta se tomó con calma las cosas. Hasta el 18 de abril no apareció en el Bocyl el “decreto de medidas urgentes y extraordinarias” que daba cuerpo legal a lo firmado 24 días antes. Lo de “urgentes” empezaba a ser elástico, y aún así solo era una primera dilación: Hasta el 30 de abril no se publicaron en el Bocyl las bases reguladoras de las ayudas a los trabajadores en ERTEs, fijadas en la cuantía de 7 euros por jornada laboral de suspensión de contrato o 210 euros al mes, a condición de que el salario no supere los 1.600 euros mensuales.

Pues bien, a punto de cumplirse tres meses desde su anuncio, esta es la fecha en la que la Junta de Castilla y León todavía no ha publicado la convocatoria para hacer efectivas dichas ayudas. La excusa alegada es que el número de potenciales beneficiarios se ha disparado (han llegado casi a 200.000 los trabajadores incluidos en ERTEs) y la partida presupuestada prevista, 6 millones de euros, resulta del todo insuficiente para atender el aluvión de solicitudes presentadas.

Así las cosas, tan solo 24 horas después, de la firma del “histórico” pacto para la reconstrucción, UGT ha puesto pie en pared ante lo que considera un flagrante incumplimiento del que responsabiliza directamente a Alfonso Fernández Mañueco, presidente de la Junta y a la sazón del Consejo del Diálogo Social. “Hasta ahora estábamos acostumbrados a que el anterior presidente, Juan Vicente Herrera, cumpliera el 90 por ciento de los acuerdos”, dice el vicesecretario regional del sindicato, Evelio Ángulo.

Por su parte, desafiando una vez más la razón, el inevitable Francisco Igea ha negado que la Junta esté incumpliendo ningún acuerdo. “Se va a cumplir, otra cosa es en qué condiciones”, advierte el sinuoso vicepresidente. Aunque para “El topillo” tiene más mérito la reacción del socialista Luis Tudanca“Esto es intolerable. Los trabajadores necesitan ayuda y la Junta debe cumplir”, ha escrito en Twitter. O lo que es lo mismo: “¡Que escándalo, que escándalo, he descubierto que aquí se juega”, que decía el capitán Renault en “Casablanca”…


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba