PortadaProvincia

España y Portugal se vuelven a encontrar en Fuentes de Oñoro

 

La provincia de Salamanca y Portugal recuperaron este miércoles, 1 de julio, su habitual y fluida conexión tras la reapertura de las fronteras entre España y el país luso después de más de cien días marcados por la interrupción en el tráfico de vehículos y personas por el estado de alarma declarado para frenar la expansión del coronavirus Covid-19

 

ICAL. Así, y tras más de tres meses en los que el paso fronterizo entre la localidad salmantina de Fuentes de Oñoro y la lusa de Vilar Formoso permaneció cerrado para cualquier persona, tanto a pie como en vehículo, salvo para aquellas incluidas en alguna de las excepciones a la interrupción de la movilidad contempladas en el Real Decreto de estado de alarma, el tráfico en este punto de la provincia salmantina volvió a ser fluido y tanto lusos como salmantinos pudieron pasar al otro lado de la frontera a realizar sus compras o a volver a ver a sus vecinos.

Isa Vicente ICAL . Un Policia Nacional retira la valla de la frontera dejando paso a la entrada de vehículos portugueses en España.

La reapertura de la frontera entre España y Portugal en este punto de la provincia de Salamanca contó además con un acto simbólico de retirada de una valla, situada entre Fuentes de Oñoro y Vilar Formoso, que llevaron a cabo los alcaldes de las localidades salmantinas de Ciudad Rodrigo y Fuentes de Oñoro, Marcos Iglesias e Isidoro Alanís respectivamente, y los mandatarios de los municipios lusos de Vilar Formoso y Almeida.

Isa Vicente ICAL . Un Policia Nacional retira la valla de la frontera dejando paso a la entrada de vehículos portugueses en España

El acto simbólico de reapertura de la frontera a la altura de la provincia de Salamanca también sirvió para que los cuatro representantes municipales, que estuvieron acompañados por miembros de la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Guardia Nacional Republicana de Portugal, presentaran el proyecto de Eurociudad, además de para guardar un minuto de silencio en memoria de las víctimas causadas por la covid-19.

Isa Vicente ICAL . Un Policia Nacional retira la valla de la frontera dejando paso a la entrada de vehículos portugueses en España.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Uno de Julio de 2020: Historias de: #LaRaya #01072020

    ¡Menos mal que al lado tenenos Portugal!

    Portugal y España no siempre han convivido pacíficamente como ahora parece. Nuestras relaciones son de guerras continuas o guerras frías como la guerras sangrientas en tiempos de monarquías o guerras frías en tiempos de dictaduras.

    Salazar y Franco compartían ideología conservadora, católica y anticomunista a través del ordeno y mando.

    Salazar ayudó a Franco en su Golpe de Estado pero pronto se dieron la espalda, dibujando una Raya en el mapa más ancha que una frontera en el mapa.

    ¿Qué pasó entre ellos?

    Según cuentan, la Dictadura de Salazar tenía «exceso» de jóvenes hambrientos a los que no les llegaba la educación y menos la comida o la vestimenta y la Dictadura de Franco necesitaba de esos jóvenes para sus trincheras durante a Guerra Incivil. A ambos les venía bien un intercambio.

    Y rápido llegaron a un acuerdo: Los jóvenes portugueses lucharían al lado de Franco a cambio de trajes y comidas…y una gran paga final si la Guerra se ganaba. Jugaban a «fiao».

    Pero en Portugal había una ley que impedía ir al ejército regular a los menores de 18 años y el pueblo le exigió la repatriación de esos jóvenes menores de edad.

    Franco, como buen gallego les dijo que sí, que estudiarían caso a caso. Cada uno debería rellenar de su puño y letra una ficha al carecer de documentos. ¿Les suena?

    La mayoría de estos jóvenes no sabían leer ni escribir portugués y menos español. Rellenar fichas no fue fácil pero nada comparado con la resolución de las mismas por la burocracia española. Duró tanto que la Guerra terminó y en ese momento el General Franco devolvió todos los mozos, no solamente los menores de dieciocho años, con una mano delante y otra detrás…y se quedaron con la boca abierta.

    Pero esta historia terminó con la Revolución de los claveles y la entrada de las democracias.

    Ahora, ambos países se llevan de maravilla y, justo hoy, vuelven a abrir sus fronteras de forma consensuada…pero las burocracias siguen haciendo de las suyas y a los dichos de los mayores, se unen otras de los pocos jóvenes que quedan: «menos Franco y más pan blanco, menos Salazar y más pan dar y menos autonomías y pan todos los días.

    A la Raya, hoy, ni la pedrea le toca.

    #España #Portugal #Raya #UE

Deja un comentario

Botón volver arriba