Más noticias

La DGT redobla los controles de velocidad tras la crisis del coronavirus

La primera campaña tras ese parón se desarrollará entre este lunes y el próximo domingo

La Dirección General de Tráfico (DGT) retomó este lunes su calendario periódico de campañas, suspendido durante el estado de alarma por la crisis del coronavirus, con más controles de velocidad durante esta semana con el fin de reducir la accidentalidad y sus consecuencias

 

ICAL. Tráfico mantiene desde hace años un calendario anual de campañas sobre los factores concurrentes más importantes de los accidentes viales y el de 2020 quedó interrumpido por la pandemia de la Covid-19, enfermedad causada por el último coronavirus.

Tras las recomendaciones realizadas en una reunión virtual del Grupo de Alto Nivel para la Seguridad Vial de la Unión Europea, los países comunitarios vuelven a restablecer las medidas que quedaron relegadas por la crisis sanitaria.

La primera campaña tras ese parón se desarrollará entre este lunes y el próximo domingo de esta semana, en la que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificarán la vigilancia y el control del cumplimiento de los límites de velocidad en las carreteras.

También en las ciudades

Como suele ser habitual, la DGT ha invitado a los ayuntamientos a sumarse a la campaña, de modo que en las vías urbanas también se realice esa labor de concienciación y control de la velocidad teniendo en cuenta que los peatones son los usuarios con mayor mortalidad en las ciudades, con la velocidad como principal causa.

Los controles se centrarán los tramos de riesgo asociado a la velocidad, así como en puntos con circulación por encima del límite establecido y con elevado índice de siniestralidad. Los conductores conocerán la existencia de controles a través de paneles de mensaje variable o con señalización vertical circunstancial, cuando la vía no disponga de paneles.

En 2018 (último año con datos consolidados), la velocidad fue el segundo factor concurrente en los accidentes mortales de tráfico en España, al estar presente en un 22% de los siniestros, sólo por detrás de la conducción distraída y por delante del alcohol.

Según un estudio de International Transport Forum (ITF), el exceso de velocidad es el principal problema vial en los países motorizados. Si todos los conductores condujeran por debajo de los límites de velocidad, el número de muertes se reduciría en un 20%, según una investigación realizada en Noruega.

Después de tres meses en los que la movilidad se ha reducido para evitar la propagación del coronavirus, la DGT apela a que las ganas de salir a visitar a familiares y amigos, y de vivir no se traduzca este verano en una mayor velocidad al volante. «Los límites de velocidad no son arbitrarios y están establecidos en función de las características de la vía», afirma.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba