Local

El bus ‘búho’ tendrá paradas a la demanda

Los usuarios deberán comunicárselo al conductor al subir al autobús y bajarán por la puerta delantera

El Ayuntamiento de Salamanca presentó este lunes, 20 de julio, a través del concejal de Protección Ciudadana, Tráfico y Transportes, Fernando Carabias, el nuevo Reglamento de Usuarios del Transporte Urbano, que incorpora el establecimiento de las llamadas paradas a demanda en el servicio de autobús nocturno de la ciudad charra.

ICAL

El objetivo de este nuevo servicio, con el que Salamanca se suma a las ciudades pioneras dentro de España en tenerlo, es ofrecer una mayor seguridad y confianza a los usuarios del servicio de transporte urbano de la capital charra, y más en concreto a las mujeres, personas mayores de 65 años, menores de 18 años y personas con discapacidad, informó el Ayuntamiento de Salamanca.

Así, el transporte urbano de Salamanca incorporará en sus dos líneas nocturnas las paradas a demanda garantizando, en todo caso, la seguridad vial y la no alteración del recorrido de la ruta. Las personas que necesiten este servicio deberán comunicárselo al conductor en el momento de acceder al autobús y abandonarán el vehículo por la puerta delantera en el punto deseado, lo que aporta una mayor seguridad.

Además de la novedad de las paradas a demanda, cuya puesta en marcha se llevará a cabo con la entrada en vigor del reglamento, prevista para finales de septiembre o principios de octubre del presente año, el Reglamento de Usuarios del Transporte Urbano de Salamanca amplía la gratuidad del servicio de autobús, de tal modo que estarán exentos de su pago los menores de hasta 6 años de edad.

Otra de las cuestiones novedosas y de futuro que quedan reguladas en este reglamento es la introducción del cobro electrónico del billete ordinario, en una apuesta por la modernización del servicio y en consonancia con el objetivo de ofrecer facilidades a los usuarios.

Además de estas medidas, en sus 33 artículos, el reglamento del autobús urbano de Salamanca viene a regular cuestiones que en la práctica ya se estaban aplicando, bien por acuerdo o por estar contempladas en normas de mayor rango, tales como las normas de urbanidad, decoro y aseo, o el acceso de los perros guías o de las sillas y cochecitos de los menores de 3 años.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba