ProvinciaSucesos

A la cárcel por traficar desde casa y defraudar a la eléctrica

En la vivienda ubicada en Ciudad Rodrigo donde vendía al menudeo las sustancias

La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado a tres años de prisión a una mujer, de 59 años de edad, por un delito de tráfico de drogas, así como al pago de 2.231,48 euros por haber defraudado fluido eléctrico a la compañía eléctrica Iberdrola en la vivienda ubicada en Ciudad Rodrigo desde la que realizaba la venta al menudeo de las sustancias estupefacientes.

 

Los hechos considerados probados se remontan al mes de marzo de 2018, cuando ante las sospechas de que la mujer pudiera estar incurriendo en un delito contra la salud pública por tráfico de drogas a través de la venta al menudeo de cocaína y heroína a ciudadanos principalmente de nacionalidad portuguesa, la Guardia Civil realizó dos entradas y registros al domicilio de la mujer en los días 15 y 16 de marzo de 2018.

En los registros, los agentes intervinieron un total de 71,6 gramos de cocaína con una riqueza del 67,27 por ciento, así como 44,74 gramos de heroína de una riqueza del 8,38 por ciento y otros 5,96 gramos de heroína con una riqueza del 17,67 por ciento, ubicados en distintos envoltorios destinados para su distribución, con la que habrían alcanzado un precio aproximado de 7.205 euros en el mercado de ilícitos.

Además de las sustancias estupefacientes, los agentes se incautaron durante el registro de dos básculas de precisión, 350 euros en billetes de 50, 1.020 euros en billetes de 20 y 110 euros en billetes de 10, cantidades procedentes del tráfico ilícito de las sustancias estupefacientes.

Por último, los agentes descubrieron que la mujer había manipulado el contador de luz que se encontraba en la fachada exterior de su vivienda, al engancharlo directamente a la corriente eléctrica de la casa sin tener contador de consumo, obteniendo un beneficio patrimonial «a costa de lo ajeno», por lo que se declaró un perjuicio contra la empresa suministradora de electricidad, Iberdrola, de 2.231,48 euros

Por todo ello, la mujer fue condenada a tres años de prisión, con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, así como a la pena de multa de 8.000 euros por tráfico de drogas, y a indemnizar a Iberdrola con 2.231,48 euros por defraudar el fluido eléctrico.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba