LocalPortada

43.000 euros para reformar el Palacio de Congresos de Salamanca

Nuevo ejemplo de colaboración público-privada según el Ayuntamiento

El Ayuntamiento invierte millones en un edificio. Adjudica su gestión a una empresa privada para que se lucre, pero cuando el edificio empieza a dar síntomas de envejecimiento y necesita arreglos, el Ayuntamiento recupera la gestión para gastarse otra importante cantidad antes de volver a ponerlo en manos de una empresa privada para que siga lucrándose.

 

Eso es lo que el PP llama colaboración público-privada, que traducido y sin eufemismos consiste en utilizar los recursos públicos para que algunos elegidos se aprovechen y hagan negocio con ellos. Eso sí, en beneficio de todos.

Ha vuelto a ocurruir con el Palacio de Congresos de Salamanca. El Consistorio asumirá la remodelación completa de la infraestructura, a través de una inversión de 1,6 millones de euros con la que se pretende mejorar las instalaciones energéticas y la climatización, la accesibilidad y los equipamientos, así como renovar los espacios en función de las necesidades demandadas en congresos y eventos.

Empezará por la iluminación y climatización. La Sociedad de Turismo ha sacado a concurso público la licitación para la prestación del servicio para la redacción del proyecto de reforma del Palacio de Congresos, por un importe de 43.000 euros.

La revisión de los sistemas de iluminación, para cumplir con los criterios de eficiencia y ahorro energético, así como la reforma de la instalación eléctrica son también objeto del proyecto. El contrato contempla además la mejora de las condiciones de accesibilidad, teniendo en cuenta los criterios de accesibilidad universal y recoge la reforma de la planta superior de exposiciones y la realización de mejoras en el sistema de extinción de incendios.

La reparación de filtraciones de agua en la Sala Mayor, así como en la zona de aulas y exposición; la instalación de un sistema de vídeo, sonido, microfonía y traducción simultánea en la Sala Mayor, Sala Menor y aulas; los sistemas de seguridad, alarma y videovigilancia, así como la ampliación, reforma y renovación de los aseos y su adaptación para el cumplimiento de la normativa de accesibilidad, tanto en número como en disposición, también forman parte del proyecto.

El edificio entró en funcionamiento en 1992. Desde entonces y hasta hoy han sido cinco las empresas que han gestionado una infraestructura, que es propiedad de un consorcio formado por Junta de Castilla y León, Diputación Provincial y Ayuntamiento de Salamanca.

Desde el inicio de su actividad, en 1992, no se ha llevado a cabo importante reforma alguna, únicamente la modernización de la megafonía en 2009 y una limpieza integral de fachadas el año siguiente, junto a las propias de mantenimiento.

Ahora lo remoza de nuevo el Ayuntamiento, se gasta 1,6 millones y lo vuelve a poner en manos privadas para sacarle el máximo beneficio sin arreglar ni las puertas, y luego, cuando vuelva a tener deficiencias, el Ayuntamiento volverá a arreglarlo con dinero público sin pedirle cuentas a quienes lo deterioraron y luego volver a ponerlo en manos privadas. Y así también con las piscinas, las guarderías, el Multiusos, La Aldehuela y lo que venga.


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba