Castilla y León

Sacyl peinará todas las residencias para evitar nuevos brotes por Covid-19

La Comunidad se aproxima a los 600 rastreadores, 130 por encima de las recomendaciones

La Gerencia Regional de Salud peinará los centros residenciales de personas mayores de la Comunidad, tanto públicos como privados, para evaluar la situación y evitar cualquier tipo de rebrote. Así, lo avanzó este jueves la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien precisó que la medida atañe tanto a usuarios como trabajadores del centro, y se seguirá el protocolo habitual.

 

ICAL/Así, primero se les someterá al colectivo a la prueba de los anticuerpos COVID-19 IgM e IgG, que sirve para el diagnóstico rápido. En caso de que dieran positivo, se les sometería a pruebas PCR.

La estrategia se dirige sólo a los trabajadores y usuarios que no han pasado la enfermedad. Los test los realizarán profesionales de los equipos de enfermería de Atención Primaria, y las residencias que cuenten con personal propio recibirán el material para que sean ellos quienes hagan las pruebas. Además, se someterá a PCR a todo el personal de nueva incorporación y a aquel que haya estado fuera del centro residencial durante al menos 15 días.

La consejera, que defendió los datos de incidencia de la enfermedad de los últimos días en comparación con la media de España, explicó que la situación actual se debe al trabajo de los profesiones de vigilancia epidemiológica y a los rastreadores que se elevan ya a 593, cifra que «probablemente aumentará» en algunas zonas básicas de salud donde están aumentando los casos.

En este punto, Casado recordó que la Comunidad se encuentra por encima de las recomendaciones del Ministerio, un rastreador por cada 5.000 habitantes, lo que indica que tendría que contar con, al menos, 461,8. Esto quiere decir que cuenta con casi 131 rastreadores por encima del mínimo exigido.

Distribución por provincias

De estos 595 rastreadores, 114 se corresponden con la provincia de Burgos, que representa la tasa más alta, con 69,5 por cada 5.000 habitantes. En Salamanca trabajan 90, con una tasa de 63,94, mientras que hay 66 en León, con 60,2; 35 en el Área de Salud de El Bierzo, con 25,7. En Ávila, hay 36 rastreadores (29,6 por cada 5.000 habitantes; en Palencia, 44 (30,58); en Segovia y Soria, 44, en cada caso, con tasas de 29 y 17,4, mientras que en Valladolid Este operan 47, con una tasa de 52, y en Valladolid Oeste, 36, con 51,6. Por su parte, la provincia de Zamora dispone de 47, hasta alcanzar la tasa de 31,5 por cada 5.000 habitantes.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba