LocalPortada

El vial del hospital iba a estar en febrero y ahora hay que aportar medio millón más para acabarlo

El Ayuntamiento dice que estará concluido en septiembre

Las obras para construir el vial de conexión entre el Paseo de San Vicente y la calle Doctor Ramos del Manzano para facilitar el acceso de vehículos al nuevo Hospital de Salamanca se encarecerán en casi medio millón de euros, al surgir » «cuestiones que han surgido de manera sobrevenida», según dijo este viernes el concejal de Hacienda de Salamanca, Fernando Rodríguez.

 

El proyecto, que inicialmente iba a tener un coste de 4 millones, se disparó en 2017 a 6,5 al añadirle los 2,5 que costaría el muro de 14 metros que se ha tenido que levantar en la ribera, porque el hospital se ha construido en terreno inundable.

Finalmente, en 2018 se adjudicó por 4,5 millones y un plazo de ejecución de doce meses a una unión temporal de empresas que tres meses después de lograr el contrato ni siquiera había empezado las obras.

En noviembre de ese año el proyecto seguía empantanado y las sospechas de oscurantismo se cernían sobre la labor del equipo de gobierno municipal, que no terminaba de rescindir el vínculo con esa UTE.

En enero de 2019 se adjudicó de nuevo el contrato, esta vez a la empresa FCC, que tenía doce meses para construirlo, plazo que concluyó en febrero de este año, pero a pesar de que el alcalde dijo que estaría acabado en febrero, los trabajos no avanzaban como debieran.

Llegó el estado de alarma por la crisis sanitaria y Salamanca no tenía ni hospital nuevo (competencia de la Junta y tenía que haber estado concluido en 2012) ni el vial de acceso, que debía construirlo el Ayuntamiento y sin el cual no se puede abrir el nuevo complejo sanitario.

La nueva adjudicación se realizó por 4,6 millones y se han realizado dos modificados por un importe total de casi un millón de euros, 468.000 de ellos aprobados este viernes en el pleno celebrado en el Palacio de Congresos.

Un baile de cifras y de improvisaciones que retrasan y encarecen el proyecto que el Ayuntamiento dice estará concluido antes del 21 de septiembre. En realidad, el concejal de Fomento, Daniel Llanos, dijo que estaría antes de que acabara el verano.

La oposición pone en duda los plazos y cuestiona un proyecto que ha salido muy caro, llega con mucho retraso y si se hubiera hecho de otro modo ya estaría terminado.

La causalidad ha querido que el retraso del vial (una obra del Ayuntamiento) se haya acompasado al retraso del propio hospital (obra de la Junta). Ahora falta saber cuándo acabará uno y otro, y cuándo podrá entrar en servicio progresivamente el nuevo complejo, aunque como muy pronto estará para 2022.

El vial mide 570 metros. Contará con una nueva glorieta ubicada en la curva actual del Paseo de San Vicente al Paseo del Desengaño, desde la que se accederá directamente a la zona de urgencias hospitalarias, y conectará con la Glorieta Gloria Begué ejecutada en la Avenida del Doctor Ramos del Manzano, junto al Puente de la Universidad.

Incluirá, además, otra glorieta central que permitirá los accesos hacia el nuevo conjunto hospitalario y al futuro aparcamiento.

Se prevén, por otro lado, zonas reservadas para las paradas de bus y taxi y desde el mismo se accederá a la zona hospitalaria a través de una entrada peatonal.

El vial dispondrá de una calzada por sentido de circulación de 6,25 metros de anchura con dos carriles de más de tres metros cada uno de ellos.

El proyecto contempla también la renovación del tramo del colector general de la margen derecha (451 metros), de dos metros y medio de diámetro, que discurre en paralelo al cauce del río Tormes en toda esta zona y recoge todas las aguas residuales y pluviales generadas en la ciudad de Salamanca.

Además, se construirá un nuevo carril bici en la margen izquierda de 2 metros de anchura y 546 metros de longitud que conectará con el ya existente en la Glorieta Gloria Begué para dar continuidad al itinerario ciclista que existe actualmente en esta zona.

Asimismo, el vial contará con 1.000 metros cuadrados de césped, 62 árboles y más de 13.000 arbustos y se instalarán 35 columnas con doble luminaria de diez metros de altura.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Salvo porque las facultades están cerca, un hospital no necesita un vial para «salvar» el rio. Salamanca necesita expandirse, no ahogar el río. Despues de 20 años, al que lo inaugure habrá que hacerle un monumento grande.

Deja un comentario

Botón volver arriba