Economía

Unicaja gana un 47% menos en el primer semestre

Tras las provisiones realizadas para afrontar posibles impactos de la pandemia

El Grupo Unicaja Banco obtuvo un beneficio neto de 61 millones de euros al cierre del primer semestre de 2020 frente a los 116 millones logrados entre enero y junio del año pasado, lo que supone un descenso del 47,4 por ciento.

 

ICAL/La entidad logró estos beneficios tras efectuar una dotación extraordinaria de 103 millones de euros con el objeto de afrontar, con elevadas provisiones, posibles impactos futuros derivados de la pandemia del COVID-19. Excluida esta dotación extraordinaria, el resultado del primer semestre habría ascendido a 133 millones de euros, con un aumento del 14,8 por ciento respecto al mismo período del ejercicio 2019, y supondría una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 6,8 por ciento.

Unicaja Banco destacó que las principales bases en el primer semestre fueron la capacidad de generación de resultados, que permite mitigar los impactos del COVID-19, el crecimiento de la actividad, la reducción continuada de los gastos de explotación y de los activos no productivos, así como los altos niveles de solvencia y liquidez, y el refuerzo de las ratios de capital, que confirman la “fortaleza” de Unicaja Banco para seguir haciendo frente a la situación actual, y seguir apoyando a sus clientes en el contexto de dificultad.

Además, valoró que ha sido capaz de compensar los efectos negativos que tuvo el estado de alarma en la actividad y en los ingresos básicos en el trimestre. Así, la entidad mejoró tanto el margen bruto, con un aumento del 6,8 por ciento, como el margen de explotación antes de saneamientos, que crece el 24,3 por ciento, gracias a un esfuerzo adicional en la contención de costes.

Por otro lado, Unicaja Banco continuó con la disminución de sus activos no productivos (NPAs), y reforzado sus ya “destacadas” posiciones de solvencia y liquidez, a pesar de la ralentización de la actividad. En este sentido, a cierre del primer semestre, la ratio CET-1 se sitúa en el 15,8 por ciento y la de capital total en el 17,3 por ciento, entre las más elevadas del sector, con un exceso sobre los requerimientos SREP (Proceso de Revisión y Evaluación Supervisora del Banco Central Europeo) de 1.176 millones de euros.

En este nuevo escenario, Unicaja Banco prosiguió dando apoyo y respuesta a las necesidades de particulares, empresas y autónomos, y en especial a los colectivos más vulnerables, adoptando medidas y soluciones flexibles, participando en las iniciativas del Gobierno y sectoriales, e impulsando diversos protocolos de actuación para garantizar el servicio y reforzar la protección y la seguridad de clientes y empleados. Hasta el momento, la entidad ha aprobado más de 10.500 solicitudes, de autónomos y empresas, de préstamos con aval ICO, por un importe aproximado de 750 millones de euros, y tramitado más de 21.000 solicitudes de moratoria tanto legales como sectoriales sobre préstamos hipotecarios y personales, que afectan a un volumen aproximado de crédito de 840 millones de euros.

Los ingresos se han visto afectados por una menor actividad derivada del estado de alarma, que ha impactado negativamente un 2,4 por ciento en el margen de intereses del trimestre, mientras que las comisiones netas, a pesar de verse influidas por las exenciones aplicadas en ese período, en el contexto de la pandemia, se mantienen en el cómputo del año en unos niveles similares a los del primer semestre de 2019. Unicaja Banco ha conseguido compensar este impacto negativo transitorio en sus ingresos básicos, registrando en el margen bruto un incremento del 6,8 por ciento, respecto al primer semestre de 2019.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba