EconomíaLocal

Duro golpe al turismo en Salamanca, desciende casi un 60% el número de viajeros en julio

En Castilla y León permanecieron abiertos en julio 1.072 alojamientos, con 24.753 habitaciones, y 46.689 plazas ofertadas

 

Las pernoctaciones en establecimientos hoteleros en Castilla y León se redujeron el pasado mes de julio un 48,7 % con motivo de los efectos de la pandemia de la Covid-19, al pasar de las 821.551 registradas en el séptimo mes de 2019 a las 421.443, lo que supone un descenso 24 puntos inferior al registrado en el conjunto del país. La caída de los viajeros fue aún mayor, del 52,2 %, doce puntos menos que la media nacional. De los 511.770 contabilizados hace un año se ha pasado a 244.530, según los datos facilitados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre Coyuntura Turística Hotelera

ICAL. Las pernoctaciones de turistas nacionales ascendieron a 362.654, con un derrumbe del 41,5 %; y las de extranjeros, a 58.789, un 70,8 % menos que en 2019. Asimismo, los turistas españoles sumaron 203.992, con una merma del 45 %, y los foráneos, 40.539, un 71,2 % menos.

A nivel nacional se superaron las 11,4 millones de pernoctaciones, un 73,4 % menos que en el mismo mes de 2019. Las pernoctaciones de los viajeros residentes en España disminuyen un 50 % en tasa anual al superar los 7,4 millones. Por su parte, las de los no residentes bajan un 85,7 % alcanzado los 4 millones.

La estancia media en los establecimientos de España se situó en 2,7 noches por viajero, lo que supuso un 25,5 % menos respecto a julio del año pasado. En Castilla y León, fue de un punto menos (1,72).

En Castilla y León

En Castilla y León, por provincias, el comportamiento en cuanto al número de pernoctaciones fue muy similar. Todas registraron importantes caídas interanuales:

  • Ávila, que sufrió un retroceso del 34,9 % y lo que equivale a 38.486 pernoctaciones menos.
  • Burgos, -46,8 %  y 75.094 pernoctaciones.
  • León, -52 % y 63.121.
  • Palencia, -36,3 % y 23.694.
  • Salamanca, la que más ha notado la caída en Castilla y León con -59,9% y 65.881 pernoctaciones menos.
  • Segovia, -48,4 % y 44.379.
  • Soria, -34,1 % y 27.816.
  • Valladolid, -49,4 % y 56.341.
  • Zamora, -45,6 % y 26.631 pernoctaciones.

La facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) es de 87,6 euros en julio, lo que supone un descenso del 15,1 % respecto al mismo mes de 2019.

Por su parte, el ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanza los 33,3 euros, con un descenso del 56,8 %.

La movilidad

Tras las restricciones a la movilidad de la población como consecuencia del mantenimiento del estado de alarma, durante el mes de julio estuvieron abiertos en España 12.068 establecimientos hoteleros, un 29,5 % menos que en el mismo mes de 2019. El total de plazas ofertadas fue de 1.025.713 y solo se cubrió el 35,5 % de las plazas ofertadas. El grado de ocupación por plazas en fin de semana se redujo un 40,45 % y por habitaciones se situó en el 38,4 %.

En los siete primeros meses de 2020 se han producido 55,6 millones de pernoctaciones en hoteles españoles, un 71,1 % menos que en el mismo período de 2019.

En Castilla y León permanecieron abiertos en julio 1.072 alojamientos de este tipo, con 24.753 habitaciones, y 46.689 plazas ofertadas. El grado de ocupación en la Comunidad fue del 28,92 por ciento si se atienden a las propias plazas; del 35,22 en fin de semana; y del 33,34 por ciento, por habitaciones. Por otra parte, el personal empleado en los hoteles de la Comunidad asciende a 4.639 personas.

La autonomía con más establecimientos abiertos en el mes pasado fue Andalucía, con 1.957 hoteles, seguida de Cataluña (1.715), Galicia (1.438) y Castilla y León (1.072). Los de Andalucía fueron los que más viajeros alojaron, 899.883, con un total de 2,46 millones de pernoctaciones, por delante de Cataluña (1,8 millones) y Baleares (1,6 millones).


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba