Castilla y León

Burgos se suma a las ciudades confinadas

Su alcalde dice que están en una situación “muy similar” a la del pasado mes de marzo

La ciudad de Burgos quedará confinada perimetralmente a partir de la medianoche de este martes, 20 de octubre, según comunicaron hoy el presidente de la Junta y la consejera de Sanidad, Alfonso Fernández Mañueco y Verónica Casado, respectivamente, al alcalde, Daniel de la Rosa. Las medidas que se aplicarán tendrán una vigencia de 14 días, hasta el próximo miércoles, 3 de noviembre.

Ical.- En una rueda de prensa convocada de urgencia, De la Rosa precisó que “entiende” que la Junta de Castilla y León tome esta medida dado que se incumple la ratio de 500 casos positivos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes ya que a día de hoy, precisó, la ciudad está en los 551 casos.

Además, el regidor municipal añadió que “el resto de las ratios tampoco decrecen” ya que traspasan los límites establecidos por el Gobierno de la nación de la ocupación de las UCI (más del 35 por ciento en Castilla y León) y del porcentaje de pruebas diagnósticas positivas (más del 10 por ciento).

En este sentido, tranquilizó con el mensaje de que el Hospital Universitario de Burgos (HUBU) tiene “capacidad de ampliar las UCIs llegando a poder casi doblarse sin problema”, subrayó. Sin embargo, reconoció que el complejo hospitalario carece de “personal sanitario con preparación adecuada” para atender pacientes ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Daniel de la Rosa compartió el mensaje trasladado por el jefe del Ejecutivo autonómico y la responsable de Sanidad en cuanto a que Burgos se encuentra en una situación “muy similar” a la del pasado mes de marzo, en pleno auge de la pandemia por lo que apeló a actuar “como si se estuviera en un estado de alarma”.

Así, recomendó que la población permanezca en sus casas y “seguir manteniendo la disciplina como hasta ahora”. “No es culpa de nadie que estemos así”, exclamó, y agregó que “hay que entender que es algo global que tarde o temprano serán muchos municipios los que tienen que estar confinados”.

Al tiempo, apuntó que la principal causa de los brotes de COVID-19 detectados guardan relación con “reuniones familiares, comidas, visitas al pueblo, fincas o cumpleaños”. “Es en este escenario donde se están produciendo los brotes”, enfatizó. Además, consideró un “handicap” que Burgos sea un eje estratégico entre el País Vasco y Madrid por el movimiento de vehículos que registra.

Medidas de prevención

El alcalde relató que las medidas de prevención adoptadas afectan a la movilidad y circulación de las personas, así como al desarrollo de diversas actividades que, por sus características, puedan favorecer la propagación del virus, a los efectos de evitar la posible expansión descontrolada del COVID-19 y contener, por tanto, lo que ya parece una ineludible transmisión comunitaria de la pandemia.

De esa manera, se restringe la entrada y salida de personas en el municipio de Burgos, salvo para aquellos desplazamientos, adecuadamente justificados, que se produzcan por alguno de los siguientes motivos: asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios, cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales o legales o asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil.

La circulación por carretera y viales que transcurran o atraviesen el ámbito territorial que constituyen el objeto de la presente orden estará permitida siempre y cuando tengan origen y destino fuera del mismo. De acuerdo con estas modificaciones, las reuniones de carácter familiar o social se limitan a un máximo de seis personas y se prohíben tanto el consumo en barra en establecimientos de hostelería, de restauración y sociedades gastronómicas y como fumar en terrazas al aire libre, decisiones adoptadas para todo el territorio castellano y leonés.

Todos los establecimientos, locales comerciales y servicios abiertos al público no podrán superar el cincuenta por ciento del aforo permitido y tendrán como hora de cierre la legalmente autorizada, no pudiendo superarse en ningún caso las 22 horas. En esta línea, se refirió también a los establecimientos de hostelería y restauración que limitarán el aforo al 50 por ciento, tanto en espacios interiores como exteriores.

Las mesas o agrupaciones de mesas deberán guardar una distancia de, al menos, 1,5 metros respecto a las sillas asignadas a las demás mesas o agrupaciones de mesas con el objeto de asegurar el mantenimiento de la debida distancia física de, al menos, 1,5 metros entre las personas sentadas en diferentes mesas o, en su caso, agrupaciones de mesas. Además, matizó que no se admitirán nuevos clientes a partir de las 22 horas y tendrán como hora de cierre la legalmente autorizada, no pudiendo superarse en ningún caso las 23 horas, a excepción de servicios de entrega de comida a domicilio.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba