Local

Castañeros quemados

El sorteo de los puestos de castañas asadas siembre el desconcierto

«Una vergüenza, un cachondeo, un desastre,…» son los calificativos que le han puesto algunos de los participantes en el sorteo celebrado este lunes de los puestos callejeros de castañas asadas.

 

Se sorteaban 9 puestos entre los veinte solicitantes que aspiraban a conseguir uno para tener algunos ingresos este invierno.

Al haber más demanda que puestos, como siempre, se recurre al sorteo, como siempre (cada aspirante es un número-bola), y como suele ocurrir en las últimas ediciones, el procedimiento genera descontento.

En el de este lunes llevó a uno de los aspirantes a decir que «era para haberlo impugnado, porque si no se ven las bolas ya me dirás». Afirman que para el sorteo han utilizado bolas «que no se veían bien y no sabían si era un 3, un 8 o un 13. Y algunos números han salido varias veces, porque no se leían bien», protestan.

Culpan de estos fallos al jefe de la policía administrativa de la Policía Local, que dirigió el sorteo, como suele ocurrir cada año, y este lunes mandó callar a una aspirante al tiempo que dijo  que «siempre protestan los mismos».

Este años, los castañeros pertenecientes a alguna de las dos asociaciones dl sector han conseguido buenos puestos, y esos nunca protestan «ni les interesa que se repita un sorteo», comenta otro aspirante.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba