Deportes

El ‘idilio’ entre Roberto Heras y la Vuelta a España cumple 20 años

El ciclista salmantino, único con cuatro rondas nacionales, se enfundó en 2000 su primer jersey oro

Roberto Heras (Béjar, 1974) sentenció su cuarta Vuelta a España en la decimoquinta etapa de la edición de 2005, que terminaba en Pajares.

Con la rodilla izquierda protegida por 15 grapas tras la caída que sufrió en Burgos tres jornadas antes, el bejarano dejó a sus rivales en la bajada de la Colladiella para afrontar en solitario los últimos kilómetros y revolucionar definitivamente la general de la ronda española de 2005.

Fue el primer ciclista –y único hasta hoy- que lograba 4 Vueltas. Después llegó la comunicación del positivo por EPO y la posterior devolución –siete años después- de la ronda española por un defecto de forma en el análisis y la toma de muestras.

Pero el idilio del bejarano con la Vuelta comenzó hace ahora 20 años, cuando Heras estaba a las órdenes de Vicente Belda en el equipo Kelme.

En la Vuelta a España de aquel año, Heras tuvo una cerrada lucha con Ángel Casero… pero le arrebató el maillot amarillo en la etapa con final en los Lagos de Covadonga, si bien la etapa decisiva fue la que llegaba al alto del Angliru. Allí ganó Gilberto Simoni, pero el bejarano sacó entonces toda su clase en el coloso asturiano para asestar el golpe definitivo al corredor valenciano y dejar sentenciada la primera Vuelta a su favor. Virtual vencedor ya de la carrera, Heras aún ganaría en la penúltima etapa de aquella edición. Sus rivales entonces fueron Jan Ullrich, ganador del año anterior, Alex Zulle, Pavel Tonkov, Abraham Olano, Fernando Escartín o el propio Casero. 

Ese año 2000 después de que Roberto ganara su primera ronda española, se hizo público que el americano Lance Armstrong había decidido tener al bejarano como compañero mejor que como enemigo –acababa de ver cómo un debutante firmaba un 5º puesto en la general del Tour-, por lo que el de Béjar firmó por US Postal, con quien logró su segunda Vuelta a España en 2003. Heras renunció sin embargo a intereses individuales en el Tour de Francia, ya que su labor estaba supeditada a la ambición de Armstrong en la carrera gala.

Ya en las filas del Liberty Seguros de Manolo Saiz, donde llegó para tratar de brillar de nuevo en solitario, Heras hizo historia al ganar su tercera y cuarta Vueltas a España (2004 y 2005), superando el récord de victorias que hasta entonces tenía Rominger.

En las nueve ediciones de la Vuelta que Heras disputó, el corredor salmantino ha inscrito su nombre en muchas de las cimas más complicadas del país como el Alto del Morredero, Abantos, el Angliru, La Pandera, Calar Alto o Pajares.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba