Castilla y LeónPortada

La Junta pide al Gobierno el toque de queda

  • Para eliminar la vida social que se ha trasladado de los bares a los domicilios
  • Todo «nos hace prever una situación dramática en las próximas semanas»

 

La Junta pidió este jueves al Gobierno que ponga en marcha el toque de queda para que el Ejecutivo pueda aplicarlo, porque está fuera del marco legal ordinario de la Junta y debe establecerlo el Ejecutivo central.

 

Castilla y león está en situación de transmisión comunitaria y sería susceptible de aplicarlo en toda la región: en todas las capitales y en los municipios mayores de 5.000 habitantes.

Este jueves se reúne de nuevo el Ministerio de Sanidad con los responsables autonómicos para aprobar los criterios comunes, graduados en varios niveles para aplicar en toda España según su grado de contagios y situación del sistema sanitario. El toque de queda sería el instrumento preferido por la Junta para frenar la expansión del virus antes de recurrir al confinamiento global, como el de marzo.

«Si no hacemos lo que tenemos que hacer ahora acabaremos como en marzo», dijo el vicepresidente Igea, para adoptar estas medidas drásticas como el toque de queda antes de tener que hacerlo «cuando la gente se esté muriendo en los pasillos de los hospitales».

«No puede pasar de hoy. La vida de miles españoles está en juego y es el momento de adoptar medidas duras por drásticas que sean. El Gobierno no puede dejar de ejercer su responsabilidad en un momento crucial de la pandemia. No es el momento de jugar a ver quién la queda», dijo Igea.

El vicepresidente señaló que la situación epidemiológica y del sistema sanitario regional «nos hace prever una situación dramática en las próximas semanas. Exigimos al Gobierno que adopte las medidas necesarias con acuerdo o sin acuerdo».

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, explicó que la situación actual «es muy similar a la del 20 de abril. Si sigue la tendencia, en las próximas semanas se puede comprometer el sistema sanitario, por lo que es necesario contener los contagios» para que no se llenen los hospitales ni las UCIs.

Aclaró que en Castilla y León hay transmisión comunitaria dese el pasado 12 de octubre, en toda la región, y «con la posibilidad de que se extienda mucho más la enfermedad y aumente la presión sobre el sistema sanitario. El riesgo de colapso está ahí, por lo que se necesitan medidas sanitarias y no sanitarias, como el toque de queda.


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba