Más noticiasPortada

Pedro Sánchez: “Las próximas semanas y meses serán muy duros”

El presidente pide comprensión con las restricciones para evitar otro confinamiento

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, advirtió este viernes de la gravedad de la segunda ola de la pandemia y anunció que “las próximas semanas y meses serán muy duros”.

 

Por eso, pidió a los ciudadanos comprensión con las limitaciones que vayan adoptando de ahora en adelante las comunidades autónomas, con el fin de evitar el confinamiento en casa como el de marzo.

También pidió responsabilidad individual a cada ciudadano para cumplir las normas y unidad a los partidos e instituciones para afrontar esta nueva embestida del coronavirus. “Necesitamos la colaboración, coordinación y disciplina de todos”, señaló.

El frío, la lluvia y la llegada de las enfermedades respiratorias han contribuido a propagar la pandemia y a tensar el sistema sanitario.

Dijo que “la situación no es comparable con la de marzo, queremos evitar el confinamiento total, pero todos debemos recordar como frenar al virus: para contener los contagios hay que reducir la movilidad y los contactos, porque al reducirlos disminuye la probabilidad de contagios”. Desveló que ahora se detectan el 70% d los casos al hacerse más pruebas, cuando en la primera ola “se difundía sin control”.

Recordó que los principales focos de transmisión se producen en las reuniones sociales y familiares, el trabajo, los ámbitos mixtos y el ocio nocturno. “Por eso hay que intensificar la acción para doblegar la curva”, precisó.

El presidente propuso lo que él llamó “un reto colectivo”, consistente en bajar la incidencia acumulada a 25 casos por cada 100.000 habitantes cuando ahora está en 348.

Explicó que el jueves el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas acordaron cuatro niveles d alerta, entre bajo y extremo, según la incidencia acumulada y la situación de las UCIs, cada uno delos cuales lleva aparejadas unas restricciones. El nivel 4, de riesgo extremo, se producirá cuando se alcancen 250 contagios por cada 100.000 habitantes (Salamanca capital tiene más de 700 en la actualidad) y es cuando se pueden adoptar medidas más restrictivas, como el toque de queda, que requiere la declaración previa el estado de alarma por el Gobierno, para lo cual requiere mayoría suficiente en el Congreso para prorrogarlo transcurridos los primeros 14 días.

Sánchez insistió en que para bajar la curva desde los niveles actuales hay que “evitar encuentros y desplazamientos. Ahora es el momento de establecer distancias y hacer un paréntesis para salvar vidas, porque entre los parientes y los amigos también se contagian. Si no ponemos precauciones pondremos en peligro la vida de nuestros seres queridos”, dijo.

“Podemos y debemos detener el virus. Ya lo hicimos una vez y lo conseguiremos de nuevo con sacrificios. Si prevalece el egoísmo perdemos todos. Se trata de resistir para avanzar. Conocemos mejor los métodos para contenerlo. Estamos más cerca de la vacuna y del tratamiento. Pensemos en lo que vendrá después cuando la pandemia esté superada”, apostilló.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba