Más noticias

El peligro de los aerosoles: así se pueden reducir contagios por Covid-19 en espacios cerrados

Los expertos no entienden que se permitan las reuniones sociales con la incidencia actual

¿Cómo evitar contagios masivos por la Covid-19 en los espacios cerrados? ¿Por qué es necesario evitar cualquier tipo de contacto en un sitio cerrado con las personas no convivientes?

Varios expertos han dado las claves sobre este hecho por el peligro de los aerosoles en el programa de La Sexta Noche de este sábado 31 de octubre, en el que participó el médico internista del hospital de Salamanca e investigador del Ibsal, Miguel Marcos.

Así, en primer lugar, los expertos explicaron qué es lo que sucede en un bar. «Imaginamos que estamos cuatro horas, sin mascarilla, sin distancia de seguridad y con el aforo al 50%. En este caso, el riesgo de contagio es muy elevado y se puede producir un contagio masivo entre los comensales», señala la web de La Sexta Noche.

La situación mejora si tenemos mascarilla y distanciamiento social, prosigue el análisis de la situación, «pero sigue sin ser óptima porque seguirá habiendo comensales contagiados. Cuando mejora sustancialmente es cuando además añadimos ventilación, ya que pese a que no existe el riesgo cero, es probable que no haya ningún contagio», indicaron el La Sexta José Antonio López Guerrero, profesor titular de microbiología de la Universidad Autónoma de Madrid y el doctor César Carballo.

En lo que se refiere a las viviendas, ocurre algo parecido que en los bares, aunque «los expertos no entienden que se estén permitiendo las reuniones sociales con la incidencia acumulada actual. En caso de que la reunión sea de cuatro horas, de seis personas, sin mascarillas, sin distancias y sin ventilación, podríamos infectar a todos los asistentes».

Por último, los expertos aseguraron lo siguiente: «con mascarilla y distancia social, pese a que reducimos el riesgo, sigue existiendo. Por ello, es importante que antes, durante y después de la reunión con no convivientes se ventile la estancia abriendo las ventanas. López Guerrero aconseja mantener siempre la ventana abierta al menos cuatro dedos».


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba