LocalPortada

«Dame el Gordo que lo necesito”

La Administración de Loterías número 19 de Salamanca, la del Gordo, analiza un 2020 muy extraño

Todo ha cambiado, todo; nuestra rutina, vida diaria, nuestras relaciones sociales y laborales… quizá hasta nuestras manías.

La pandemia de la Covid-19 ha trastocado nuestros planes hasta límites insospechados; incluso el hecho tan simple de jugar a la Lotería, el Euromillón o echar la Quiniela, ya no es igual.

El día 22 de diciembre, como es tradición cada año, se celebra el sorteo de la Lotería de Navidad, que el año pasado dejó un buen pellizco del Gordo en la provincia. La administración de Loterías del Carrefour repartió 25 series y 100 millones de euros en premios; sí, 100 millones de euros.

Quizá de cara al sorteo de este nefasto 2020 haya muchos que pidan la suerte que no les ha tocado durante el resto del año, sí lo haga ahora; ya sea en forma de ayuda económica o de salud y evitar el contagio, porque ya se han quedado demasiadas vidas por el camino.

Pero, casi un año después, ¿cómo les ha afectado ‘regalar’ 100 millones de euros a los propietarios de la Administración del Carrefour? ¿Cómo han sobrevivido a esta pandemia?

“Las ventas aumentaron en el inicio del año gracias a haber repartido el Gordo, pero dentro de lo que hemos vivido, ha habido una importante pérdida de clientes normales, como eran los bares. En ventanilla sí se ha notado un poco más de volumen y más pedidos de gente de otras ciudades”.

Éste es el primer análisis de Mercedes Micó Paniagua, propietaria de la Administración de Loterías de Carrefour, quien asegura que mucha gente, al haber repartido el Gordo en 2019, “se interesó por comprar aquí algún décimo contactando a través de internet o llamando a Loterías; hemos notado mucha petición de fuera de Salamanca”.

No en vano, el cierre de la hostelería y algunos comercios ha provocado un bajón en las ventas. “La hostelería y las tiendas de regalos no han vendido lo mismo, quizá sea la mitad de lotería que un año normal por haber estado mucho tiempo cerrados. Es verdad que una vez que han abierto sí que han pedido décimos, pero no puede llegar al nivel de otros años. En los pueblos ha pasado; gente que va en verano o una vez al año, a lo mejor no ha podido comprar lotería y no va a volver solo para eso”, explica Picó Paniagua.

Otro aspecto que ha influido de modo negativo es que muchas asociaciones o clubes deportivos “se han echado para atrás ya que los niños no pueden competir y quizá era más difícil para ellos vender la lotería; es algo que se ha notado mucho”, argumenta.

En cuanto a la venta en ventanilla, “hasta hace unas 3 semanas ha estado más flojo, pero ahora sí que hay incluso colas para poder comprar lotería todos los días. Al principio de la pandemia, una vez que se levantaron algunas restricciones, la gente hacía la compra y se iba rápido. Ahora ya no, se para y juega a la lotería o a otros sorteos”, asevera la dueña de la Administración de Carrefour.

El 14.320, agotado

Por otro lado, y como era de esperar, hay un número que sobresale por encima de todos y que se ha agotado hace varias semanas: sí, el 14.320, ya que el 14 de marzo de 2020 fue el día en el que todo empezó de verdad para nosotros, con el confinamiento más estricto nunca vivido.

“Hay gente muy necesitada económicamente y una ayuda como ésta, sea como sea, siempre viene bien. De hecho, más que nunca ahora la gente dice: dame el Godo que lo necesito”.

Esta pandemia, también ha cambiado la manera de trabajar de esta Administración, que cumple con todas las medidas sanitarias: “tenemos una separación para la zona de entrada y salida, todo indicado con flechas y cintas en el suelo para la separación y la distancia; todo según marca la ley, aunque la gente lo hace muy complicado, hay que estar muy encima”, aclara.

La Administración cerró el tiempo del confinamiento, pero desde entonces ha permanecido abierta hasta este momento. “Lo hemos notado, porque tenemos un alquiler alto y lo tuvimos que seguir pagando pese a no poder trabajar. Es un año más flojo que otros, pero vamos sacando para librar los gastos. A esto hay que sumarle que la gente ahora invierte el dinero que se gastaba antes en otra cosa, porque hay quien lo está pasando muy mal y o gasta menos en loterías o no gasta nada”.

Solo hay algo seguro y es que la suerte de la Lotería es la única que va a poder esquivar a la pandemia de la Covid-19.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba