Economía

«El profesional demanda más hembras limusinas que charolesas»

Florentino Arango, tratante de Valladolid, analiza el sector del vacuno de vida

El mercado de ganado de Salamanca recibe cada semana a decenas de tratantes que compran y venden animales.

Uno de ellos es Florentino Arango, profesional de Valladolid, quien desde hace varias semanas acude al mercado charro después de operar casi siempre en el de Santander.

“Trabajamos más el mercado de Santander, pero últimamente sí venimos a Salamanca a vender animales. Los precios son muy similares a los de la semana pasada porque los cereales también valen mucho dinero; entonces, el precio en los mataderos no ha cambiado. Pero las reses cuestan más que valen”, asegura sobre el sector.

Nosotros venimos a comprar y todos los lunes nos llevamos un camión; los animales van directos al matadero de Medina de Rioseco”, explica.

Para este tratante, el mercado está igual que la semana pasada, “todo fluctúa por el barco; si el barco se para, bajan los precios, si se mueve, suben; también hay que señalar que entra mucho producto de fuera, con Holanda y Alemania como protagonista, lo que genera frenazo de los precios”.

En cuanto a la referencia de la Lonja, Florentino Arango señala que es una “referencia para el ganadero de campo, que maneja esos precios, en función de la calidad de los animales. Pero el sector se ha profesionalizado mucho y la gente quiere el ganado bueno para cebar”.

Por ello, el profesional demanda más las hembras “de la raza limusina que de la charolesa porque tiene menos hueso y más facilidad de parto; el ganadero quiere más rendimiento y por eso las charolesas cada vez tienen menos mercado”, concluye.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba