fbpx
Local

Piden más sanitarios y recursos para los centros de salud

En una década se jubilarán 673 médicos en Salamanca y este año salen 20 plazas

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Salamanca pidió este miércoles a la Junta de Castilla y León reformas estructurales en materia sanitaria tras analizar la situación de déficit de personal, recursos y servicios en los centros de salud de la ciudad con el objetivo de frenar el deterioro de la atención primaria y mejorar la calidad asistencial prestada a la ciudadanía salmantina.

 

El portavoz José Luis Mateos y la concejala María García han exigido a la Junta que deje de «maltratar» a Salamanca en materia sanitaria y cumpla sus compromisos para la construcción de los centros de salud prometidos en los barrios de El Zurguén y de Prosperidad.

“La pandemia causada por la covid-19 ha agudizado la debilidad en la que se encontraba el sistema sanitario en Castilla y León, fruto de los recortes de la última década efectuados por los gobiernos del PP, y lo que no podemos permitir ahora es seguir por el mismo camino”, han advertido frente a las intenciones de la Junta de perpetuar un modelo “obsoleto, irracional, de escasa capacidad resolutiva y que no garantiza la calidad asistencial”.

“Si la Consejería de Sanidad hubiera diseñado adecuadamente el mapa sanitario, no tendríamos unos datos lamentables que repercuten en la atención a los ciudadanos, como denuncian cada día numerosas personas”, ha asegurado José Luis Mateos antes de exponer varios ejemplos. “No se puede estar esperando dos meses a que te hagan una analítica, como ocurre en Garrido Sur, o que en algunos centros de salud los pacientes tengan que esperar hasta 15 días para ser atendidos”, ha denunciado.

En este sentido, los socialistas proponen articular una planificación estratégica para acabar con los tiempos excesivos de espera y cubrir el personal sanitario necesario con el fin de equilibrar la demanda, reducir la lista de espera preexistente y aliviar la situación de saturación y la presión asistencial que soportan los profesionales de los centros de salud de la capital salmantina.

“El sistema sanitario no puede aguantar el déficit de profesionales y es inaudito que en una provincia como Salamanca, en la que se van a jubilar más de 673 médicos en los próximos diez años, la Junta saque una oferta para médicos residentes que terminan la formación especializada de tan solo 20 plazas”, ha asegurado María García.

En este mismo sentido, ha recordado que en el centro de salud de Pizarrales no se han cubierto tres plazas de médicos y los facultativos tienen un cupo de más de 1.700 tarjetas sanitarias, una cifra excesiva pero que se agrava cuando no se cubren las bajas o los periodos de vacaciones de los profesionales y sus compañeros deben absorber ese cupo.

Por otra parte, la concejala socialista ha destacado la situación del personal de enfermería de los centros de salud, que tiene que interrumpir constantemente sus agendas “porque de la noche a la mañana les dicen que tienen que ir a vacunar”, a lo que hay que sumar la eliminación de 100 rastreadores. “Salamanca tenía un rastreador por cada 9.000 personas, ya partíamos de una situación lamentable, y el personal de enfermería de los centros de salud no puede atender su agenda, estar disponible para las vacunas y hacer de rastreadores porque ahora la Junta nos haya dejado con 36, es el colmo”, ha lamentado.

A la situación de los profesionales sanitarios, también hay que añadir el estado de los propios centros de salud, en algunos casos, sin apenas mantenimiento de servicios y con una situación de masificación. Esto último es lo que sucede en los edificios que albergan dos zonas básicas de salud, como sucede con el centro de La Alamedilla, que atiende a una población de 48.688 personas correspondiente a dicha zona y a Garrido Sur, o el centro que asume la zona de Sancti Spiritus y la de Universidad Centro, con 21.143 usuarios.

Los socialistas también plantean la necesidad de incluir especialidades concretas en la atención primaria, como equipos de salud mental, servicio que se ha centralizado solamente en dos centros, Capuchinos y San Juan, mientras que antes se repartían por hasta cinco puntos, y tampoco hay atención psicológica para atender a menores de 18 años. Por otro lado, sugieren la incorporación de especialistas en el ámbito de la geriatría y de la gerontología para atender a las personas mayores, de la misma manera que cada niño al nacer tiene asignado un pediatra.

Además, en esta línea, creen que también es fundamental que el Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) cuente con servicios de radiología o laboratorio para abordar las patologías menores que llegan a la atención primaria, ya que esto ayudaría a descongestionar las urgencias hospitalarias. Actualmente, solamente está implantado en el centro de salud de La Alamedilla y el resto de ciudadanos debe acudir al hospital Virgen de la Vega.

Ante todas estas carencias detectadas, el grupo socialista insiste en que actualmente se abre una oportunidad única, social y política, para poner en marcha las reformas estructurales que necesita el sistema público de salud y, por tanto, la Junta de Castilla y León debe empezar a crear más centros, infraestructuras y servicios, “en lugar de reorganizar para quitar medios, facultativos y personal de enfermería en la atención primaria, que es el primer pilar asistencial”.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba