fbpx
Local

Quince personas preguntan al rector

Ricardo Rivero contesta las cuestiones planteadas por: un empresario, un funcionario, dos futuros alumnos, un alumnos, una ex alumna, un asesor, un investigador, un informático, una madre, un jubilado, un ex profesor y un periodista

 

Ricardo Rivero ha tenido un rectorado marcado por el fin del VIII Centenario de la Universidad y dos años de pandemia. Un mandato complicado y extraño por igual. Por ello, la entrevista no la podíamos plantear como si no hubiera ocurrido nada. Pensamos que la mejor manera de unir a la Universidad de Salamanca con los salmantinos era precisamente así, pidiéndole a 14 personas de distintas edades, ocupaciones e inquietudes que le hicieran una pregunta al rector. Rivero afirma que la institución no ha decrecido con la pandemia.

Ricardo Rivero aceptó encantado el reto. Eso sí, diferenció los años antes de la pandemia y los de después. «El VIII Centenario -2018-2019- incluyó a toda la ciudad de Salamanca y el resto de los Campus. La ciudadanía vivió esos meses de conmemoración con muchas visitas institucionales, presencias de destacadas personalidades mundiales, grandes congresos,… La ciudad estaba feliz de ese acontecimiento, al menos es lo que percibí».

Después vino la pandemia y ha sido «otro momento singularísimo. Primero, la preocupación por la situación sanitaria y las relaciones profundas que existen entre Universidad y ciudad».

Asegura que este último año, su vida social se ha reducido muchísimo. «No tengo tantas oportunidades de compartir impresiones». Pero, está seguro de que muchas personas de Salamanca han seguido con interés lo que ocurría en la Universidad y por cada decisión que se tomaba. «Al principio, con preocupación, por la llegada de tantos estudiantes, pero luego se ha dado cuenta que la mayoría de los universitarios se han comportado bien».

Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca. Fotografía. Almudena Iglesias Martín
Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca. Fotografía. Almudena Iglesias Martín

Pregunta de un empresario. ¿Cómo es la colaboración de la Universidad con las empresas? Teniendo en cuenta los grandes medios de que dispone la Universidad para contribuir a que las empresas salmantinas y castellanoleonesas puedan estar más a la vanguardia.

Ricardo Rivero. La colaboración Universidad-Empresa tiene distintas líneas y estructuras que se ocupan de ella. Tenemos el servicio de inserción y de prácticas que permiten que nuestros estudiantes completen sus periodos formativos en empresas, con muchos acuerdos que tenemos que agradecer.

Está la sección de Universidad Empresa de la Fundación General de la Universidad de Salamanca que tiene muchas Empresas Amigas con las que colabora y realiza actividades.

Está la Facultad de Economía y Empresa y el Instituto Multidisciplinar de Empresa que realiza un trabajo conjunto con las Pymes salmantinas con muchos proyectos de formación y de colaboración.

El Parque Científico de Villamayor…

A todo esto se añade que los próximos meses vamos a presentar proyectos vinculados a desarrollos industriales, en colaboración con las instituciones en el sector agroalimentario, o en las nuevas tecnologías. Vamos a intensificar esa colaboración en el momento post covid con los recursos europeos y también con el apoyo de las instituciones provinciales y autonómicas.

Un asesor. ¿Qué proyectos presentará la Usal para participar en el reparto de los Fondo para la Recuperación Europeos?

Tenemos varios. El campus agroambiental es un gran proyecto de desarrollo; proyectos en el área de la digitalización; en el área de biosalud.

Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca. Fotografía. Almudena Iglesias Martín
Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca. Fotografía. Almudena Iglesias Martín

 

Un empresario de nuevas tecnologías. ¿Cuál va a ser la política de la Usal con las empresas del Parque Científico?

Apoyo siempre. La primera visita institucional que yo realicé, cuando tomé posesión, fue al Parque Científico de Villamayor. Durante la pandemia, muchas empresas se pusieron en modo teletrabajo, pero la última vez que lo visité, ya estaban volviendo. El vicerrector de Económica y los gerentes del Parque están muy pendientes de todas las necesidades que tienen las empresas. En esa última visita conocí una empresa que está desarrollando proyectos interesantísimos en el área de la biosalud, de las aplicaciones interactivas en el área de la salud y les vamos a apoyar en la solicitud de un proyecto europeo, porque nos pidieron una carta de apoyo y yo la firmé esa misma tarde.

Un informático. ¿Qué se ha hecho desde la Universidad para la transformación digital de la Usal?

Todo lo que es la sustitución de los documentos en papel por electrónico, en firma de actas; hemos eliminado muchísimos procedimientos en papel; la automatrícula en el primer curso; toda la transformación de los formatos en la docencia semipresencial que ha sido precipitada por la crisis Covid. Cuando se convoquen las ayudas ministeriales en esa línea también concurriremos con proyectos aún más ambiciosos.

Un investigador. Da la sensación de que la Universidad de Salamanca no cuenta para que la Junta de Castilla y León la incluya en las investigaciones/recursos de los institutos que tiene. ¿Es una sensación o es una realidad que la Junta de Castilla y León no tiene en cuenta a la Usal?

La Universidad de Salamanca tiene varias unidades de excelencia. Tenemos el primer Instituto de Investigación de Áreas Sociales que es considerado unidad de excelencia por la Junta de Castilla y León; el Ciale, el Instituto Hispano-Luso de Investigaciones Agrarias. Los recursos que nos dan en proyectos de investigaciones son los mayores de las cuatro universidades públicas. Siempre hay que intensificarlo y la Universidad de Salamanca, por su potencia investigadora, debe ser la que más recursos reciba. La verdad es que en la mayor parte de las convocatorias, tanto de equipamiento científico, como de proyectos de investigación, esto suele ser así.

Fotografía. Almudena Iglesias Martín.

Un futuro alumno. ¿Cuántos alumnos terminan abandonando los estudios?

La tasa de fracaso es baja. La mayor parte de los estudiantes que inician sus estudios universitarios, concluyen los ciclos formativos. Aunque depende también de titulaciones.

Una futura alumna. ¿La FP es una opción más viable que las carreras?

La Formación Profesional es verosímil para muchos perfiles, pero el futuro que ofrece la Universidad, desde un punto de vista profesional y retributivo, sigue siendo bueno.

Una futura alumna. ¿Cuáles han sido los criterios, en cuanto a la presencialidad en las aulas? ¿Se ha primado la seguridad de los alumnos o su formación?

La presencialidad ofrece mejor calidad formativa. En la Universidad de Salamanca, esa presencialidad se ha realizado con todas las garantías sanitarias, de seguridad. De manera que los estudiantes no se han contagiado, ni han estado expuestos a peligro alguno en las aulas. Una prueba de lo que estoy diciendo es que en el periodo de evaluaciones del primer cuatrimestre, se convocaron en las aulas los exámenes, se realizaron miles de pruebas y dos o tres semanas después tuvimos datos de incidencia bajísimos. Lo cual demuestra que la presencia de los estudiantes en las aulas no se ha traducido en contagios.

Un alumno. ¿Por qué durante el confinamiento no se controló si los profesores estaban dando clases online? Mi opinión es que la inmensa mayoría aprovechó para tomárselo de vacaciones. ¿Por qué se decía desde las instituciones que las clases online se habían desarrollado correctamente, si no se les vigilaba para comprobarlo y, además, no se estaban llevando a cabo?

Esa percepción es generalizar casos singulares. Pudo haber alguna situación por la conectividad o las circunstancias personales de algún docente. Hay distintas fases en la situación covid, pero la gran mayoría de los profesores estuvieron atendiendo a sus alumnos desde el minuto uno, realizando sus responsabilidades docentes. Generalizar a partir de casos aislados es una percepción incompleta. Los vicerrectorados competentes atendían a todas las situaciones y reclamaciones; así como los decanatos que estaban encima de la impartición de esa docencia. También hay que decir que los primeros días del confinamiento fueron muy traumáticos para muchas personas y había muchas personas que estaban enfermas o con familiares hospitalizados. Aquellos días fueron terribles para todos.

Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca. Fotografía. Almudena Iglesias Martín
Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca. Fotografía. Almudena Iglesias Martín

Una ex alumna. Antes de la pandemia algunos profesores prescindía de atender al correo electrónico, colgaban las convocatorias de examen e incluso las notas en un tablón de anuncios de la facultad y tampoco hacían uso de recursos como Studium. ¿Era necesaria la pandemia para darnos cuenta de estas deficiencias?

La pandemia ha supuesto un salto muy rápido en el uso de las tecnologías y en su generalización. El porcentaje de profesores que no utilizaban esos recursos, antes de la pandemia, era bajo. No se puede a partir de casos singulares extraer conclusiones generales. No conozco muchos casos de profesores y profesoras de la Universidad de Salamanca que no atendieran el correo electrónico antes de la pandemia. Digo lo mismo sobre el uso de Studium.

La madre de universitario. ¿Qué piensa de la poca asistencia a clase de los alumnos y que los profesores lo consientan?

Este año han estado interesados en asistir a clase como nunca. Esa poca asistencia varía mucho en función de titulaciones y de formación. Lo cierto es que ha habido momentos este curso en los que, por la incidencia, la asistencia ha sido menor, pero eso es perfectamente compresible y hay muchas titulaciones en las que la asistencia ha sido mayor. En general, creo que este año los estudiantes han valorado más que nunca la posibilidad de asistir a clase, porque en la mayor parte de las universidades no podían asistir como en Salamanca.

Un funcionario. En estos años que lleva cómo rector. ¿Qué le ha salido rana si es que le ha salido algo rana? (jugando con el símbolo de la Universidad)

(Risas) Es imposible, y más con las dificultades que hemos vivido, cumplir con todos los objetivos. No he podido realizar totalmente mi programa, la pandemia ha supuesto un contratiempo importante. Uno se marca unos objetivos amplios y nunca lo logras todo. Tengo muchas tareas por hacer. Me hubiera gustado que la Universidad de Salamanca creciera más, pero no hemos decrecido en la pandemia. Crecer incluso en cifras más bajas de las que esperábamos en un contexto tan adverso, no alcanzar el objetivo, pero sí estar en esa dirección.

Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca. Fotografía. Almudena Iglesias Martín
Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca. Fotografía. Almudena Iglesias Martín

Un profesor universitario jubilado. ¿Se piensa abrir al público la Sala de las Tortugas? Varias personas me lo han preguntado y no les he podido decir nada. Es una pena que un patrimonio científico, posiblemente uno de más importante que tenemos, no tenga la difusión que merece.

El vicerrector de Investigación tiene entre sus tareas la plena recuperación de las colecciones científicas de la Universidad.

Un jubilado. ¿La Universidad vive de su prestigio?

El prestigio internacional de la Universidad de Salamanca es indudable, pero hay que cuidarlo cada día y acrecentarlo. La competencia en el sistema universitario es muy intensa, por lo que no es suficiente con el prestigio. Es un activo, con el que contamos, pero hay que ganárselo todos los días.

Una periodista. Usted fue de las pocas personas que dirigiendo instituciones se bajó el sueldo al principio de la pandemia…

No me he bajado el sueldo, doy 400€ todos los meses al fondo solidario Usal, lo sigo haciendo y lo voy a hacer mientras esté aquí. Son como unos 6.000€ al año. Las personas que estamos en responsabilidades directivas tenemos que lanzar mensajes de compromisos mayores en situaciones difíciles. Me lo desaconsejaron. Lo hago muy convencido, no ha sido algo puntual. Ese fondo nos deja un margen para que se lo demos a estudiantes que tienen necesidades puntuales y no cumplen los requisitos convencionales de las convocatorias del Ministerio. Es un fondo propio útil.

Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Ricardo, estás preocupado con tú posible perdida contra Mariano? Le propondrás un puesto para que te deje ser Rector unos años más?

  2. Madre mia que recopilación de cuentos, falsedades, medias verdades y discurso hueco. Él sabe perfectamente la desidia de un gran número de profesores en la enseñanza on-line. Tiene nombres y apellidos y no ha hecho ni va a hacer NADA. Porque votan. El que ha salido rana es él, que ha defraudado a su votantes. Ganó con los votos anti-Corchado y ahora si votas Ricardo, votas Corchado. Bien por la gente que se ha ido para no aguantar las ignominias de este personaje, que se ha vendido para continuar cuatro años mas presumiendo de ser el Rector, de la «presencialidad segura», y de lo preocupado que está por los demás cuando lo único que hace es preocuparse de su carrera post-USAL. Que personaje mas lamentable. Como universitario votaré a cualquiera que se presente en contra suya. Y espero que mucha gente lo haga.

Deja una respuesta

Botón volver arriba