fbpx
Economía

CCOO dice que los complementos de los ERTE son «limosnas»

Pedirá a Mañueco que eleve las partidas a entre 8 y 10 millones de euros

CCOO denunció un nuevo encontronazo en el Diálogo Social con la consejera de Empleo e Industria, Carlota Amigo, por las bases reguladoras que les han presentado de la convocatoria para los complementos a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

 

Ical.- El secretario Políticas Públicas y Diálogo Social de CCOO en Castilla y León, Saturnino Fernández, resumió que la cuantía de tres millones ampliable a 3,5 millones incluida en el Plan de Empleo es “escasa” pero es que las condiciones que se establecen son “draconianas” con un límite de apoyos máximo de 376 euros, “ridículo”, y una limitación a bases de cotización máximas 1.400 euros e ingresos familiares de 3,5 veces el IPREM, es decir, 2.100 euros, lo que en el mejor de los casaos permitirá llegar a 7.000 personas, de las 40.000 afectadas por ERTE entre octubre de 2020 y septiembre de este año, el periodo que acogen.

Me parece inaudito, es una lástima, reivindicaremos más fondos y una normativa adecuada para poder llegar a más trabajadores”, dijo tras fracasar en su intento durante tres reuniones. En este sentido, anunció que exigirán mañana al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, partidas entre ocho y diez millones para esta línea, para llegar a 20.000 trabajadores, y que frene la publicación de las bases previstas, para lograr una normativa más flexible, que llegue a más empleados y con mayores apoyos.

Fernández indicó que pondrán sobre la mesa esta propuesta durante el encuentro para consensuar una postura de Comunidad, ante la celebración el viernes en Salamanca de la Conferencia de Presidentes, para el reparto de los fondos de la UE, y puso de relieve que los trabajadores afectados son básicamente de la hostelería y el comercio, los que “básicamente han cerrado” en esos meses, y los que “menos ganan”.

Fernández expuso que por primera vez se introduce para acceder a estos apoyos el límite de ingresos familiares de 3,5 veces el IPREM, es decir, unos 2.100 euros, con lo que una familia con un empleado y un jubilado ya no podría acceder. “Va a afectar en el mejor de los casos a muy poquitos trabajadores, y se expulsará a muchos con el concepto nuevo que es el IPREM que nunca ha actuado aquí”.

Además, denunció que la consejería prevé que la ayuda máxima por trabajadores sea de 376 euros, una cantidad “ridícula”, dijo, para exigir al menos 500 o 600 euros, para que solicitar estos apoyos sea “atractivo”. Asimismo, constató que la base máxima reguladora para demandar los complementos se fija en 1.400 euro, que está muy cerca del SMI, por lo que exigió que se eleve.

Los dineros son pocos, la normativa completamente restrictiva y se va a expulsar a mucha gente, y la cuantía máxima de 376 euros es ridícula”, dijo, para exigir al menos 500 o 600 euros, por beneficiario, para poder hacer “atractiva” esta convocatoria. Al respecto, tachó la postura de la Consejería de Empleo e Industria de “vergonzosa” cuando para autónomos y empresarios “se les da apoyos de entre 3.000 y 8.000 euros sin pedir absolutamente ningún requisito”. “Aquí son todo requisitos draconianos y exclusiones, junto a pocos fondos, lo que dejara fuera a mucha gente y en el mejor de los casos no se llegará a 7.000 de 40.000 afectados”, resumió.

Saturnino Fernández apeló al presidente de la Junta porque “siendo justos hay presupuestos, hay dinero” y esos apoyos ayudarían a impulsar el consumo de esas familias e incentivaría la economía. “Hay que establecer una ayuda razonable, no una limosna como quieren dar”, resumió.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba