fbpx
LocalPortada

La hostelería salmantina teme quedarse sin alcohol

Entre los principales factores que barajan como los responsables de la situación son: «China no produce, también está el brexit, la falta de transporte, el reinicio de actividad. No estaban preparados los productores ni los distribuidores.

 

La hostelería comienza a notar escasez en los suministros, algunas marcas de bebidas alcohólicas no llegan. Se preguntan si la situación se mantendrá estable y podrán continuar con su actividad dentro de un margen aceptable, o por el contrario, se incremente el número de marcas que no puedan hacer frente a la demanda del consumidor

Álvaro Juanes, presidente de Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca, destaca que es una «situación atípica». Han notado algunas roturas de stock y centradas en marcas determinadas, pero siempre dentro del ámbito de «alcohol de alta graduación. Bebidas gaseosas, cerveza y vino no se está viendo afectadas», dijo Álvaro Juanes.

Por el momento, la actividad de la hostelería no se está viendo perjudicada. «El empresario, como el cliente, si no hay una marca, opta por otra», explicó Álvaro Juanes. No quieren provocar alarma por ahora, pero «si van desapareciendo marcas del mercado de manera temporal, puede haber un problema de abastecimiento», manifestó Álvaro Juanes.

Los principales tipos de bebida que no llegan a Salamanca son la ginebra. «Muchas vienen de Reino Unido. Aquí la clave es el brexit y la falta de personal cualificado para transporte por carretera», explicó Álvaro Juanes. Alguna marca de vodka y whisky también se están viendo afectadas.

Desde la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca no aseguran hasta cuándo puede prologarse esta situación. «Quiero pensar que será algo temporal, una cuestión de reajuste por la vuelta a la normalidad», dijo Álvaro Juanes.

Entre los principales factores que barajan como los responsables de la situación, son variados: «China no produce, también está el brexit, la falta de transporte, el reinicio de actividad. No estaban preparados los productores ni los distribuidores. Sin embargo, no significa que estemos vendiendo más que nunca, este no es una causa», señaló Álvaro Juanes.

La preocupación que siente la hostelería de Salamanca viene por la Navidad. «Es una fecha de mucho consumo y la tenemos a la vuelta de la esquina. Vamos a ver si reacciona el mercado en este sentido», manifestó Álvaro Juanes.

En caso de prolongarse la falta de stock, el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca lo tiene claro. «Habrá que plantearse un plan B. Llevamos mucho tiempo reinventándonos durante este año y medio. La hostelería es un sector con mucha capacidad de reacción», concluyó Álvaro Juanes.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. UNA CIUDAD UNIVERSITARIA SIN FABRICAS PUDIERA PASAR, PERO SIN ALCOHOL …

Deja una respuesta

Botón volver arriba