fbpx
LocalPortada

«¿Para qué están ustedes en el Ayuntamiento?»

La principal reivindicación de Puente Ladrillo es que cuenten con ellos a la hora de tomar decisiones.

Puente Ladrillo se suma a otros barrios de la periferia de Salamanca en expresar su hartazgo respecto a la gestión del Ayuntamiento. La asociación de vecinos Puentelave denuncia numerosas deficiencias. Su principal reivindicación, que cuenten con ellos a la hora de tomar decisiones

Puentelave solicita una biblioteca en el barrio y lugares dónde reunirse. «Tenemos una falta de espacios municipales. Al principio disponíamos de la planta baja del Centro Municipal Integrado, ahora solo tenemos una sala », denuncia Teresa Gutiérrez, miembro de la asociación de vecinos.

Israel Cuño, vecino de Puentelave, expresa que «el carril bici no está bien puesto. Debería llegar hasta los centros escolares. Nos han quitado zonas de juegos para instalar el carril. Además, no podemos conectarnos con el centro de Salamanca mediante la bici. La única respuesta del Ayuntamiento es que “ya se verá”».

La zona antigua de Puente Ladrillo se encontraría «en un abandono absoluto. El parque junto a la parroquia tiene hierbajos hasta por encima de la rodilla», manifiesta Teresa Gutiérrez. Otros problemas son la gran cantidad de descampados sin limpiar y carreras ilegales que ponen en peligro a los peatones. «Pedimos mayor presencia policial para controlar las carreras», dice Israel Cuño.

Puentelave exige los mismos recursos que se les proporcionan a otros barrios. «Que nuestros pequeños no tengan que salir de Puente Ladrillo a buscar en otras zonas de la ciudad», dice Teresa Gutiérrez. Sienten malestar por la escasa distribución de las actividades municipales: «No hay que hacerlas siempre en los mismos lugares. Salamanca no es el Casto Histórico y dos barrios pegados al centro, hay muchos más barrios», señala Israel Cuño.

Puente Ladrillo, como cualquier barrio de la periferia, denuncia el eslogan del autoproclamado “Alcalde Verde”, García Carbayo. «Que no nos cuenten milongas, ponen cuatro maceteros en el centro y salen con la cabeza muy alta. Aquí tenemos árboles enfermos, podridos y secos», denuncia Israel Cuño.

El colmo llega con la manera de proceder del Ayuntamiento: «quieren que seamos nosotros quienes comuniquemos los árboles que hay que podar. ¿Yo, cómo vecina, tengo que saber también de árboles, no tienen sus propios técnicos y operarios?», manifiesta Teresa Gutiérrez.

El principal motivo de malestar de Puente Ladrillo reside en la desvinculación del Ayuntamiento con los barrios. «Cuando piensan en qué nos puede venir bien, antes de hacer nada, queremos que cuenten con nosotros. Igual que les gusta hacerse la foto cuando inauguran un proyecto, también deben salir de los despachos para hablar con los barrios», manifiesta Israel Cuño.

Un ejemplo de actuación por iniciativa propia del Ayuntamiento sin contar con la opinión de los barrios, lo explica Teresa Gutiérrez: «Han quitado espacios de juegos para transformarlos en parques para perros cuando en Puente Ladrillo tenemos muchos descampados. Y todo porque según ellos un vecino lo solicitó. ¿Una persona representa a todo un barrio?», dice Teresa Gutiérrez. Aclaran que han buscado a ese supuesto demandante y no la han encontrado.

Exigen la incorporación de asociaciones de vecinos en comisiones y órganos gestores. «Es la única manera de que nos tengan en cuenta. Deciden un proyecto para el barrio y, a lo mejor, no es lo más prioritario para ese vecindario, por eso tenemos que tomar parte nosotros en las decisiones», manifestó Israel Cuño.

Puentelave considera que el Ayuntamiento actúa «por inercia. Ven un hueco y lo rellenan con lo primero que les viene a la cabeza. Luego, cuando les pedimos algo, siempre ponen excusas: que tiene que ir a pleno, que no se puede… ¿para qué están ustedes en el Ayuntamiento?», manifiesta Israel Cuño.

La asociación de vecinos de Puente Ladrillo sospecha que la materialización de las peticiones vecinales van relacionadas con el partido a quien vota el barrio. «Valoran si les supondrá un esfuerzo en un barrio donde políticamente no les va a beneficiar», señala Israel Cuño.

La asociación de vecinos de Puente Ladrillo también responsabiliza a la oposición de los problemas actuales que acarrean. «Se tienen que acordar de nosotros no solo en época electoral. Deben exigir al Ayuntamiento que se haga partícipe. Que no tengan mayoría, no significa que no puedan hacer nada, deben influir», concluyó Israel Cuño.

puente ladrillo (1 de 1)-33

Noticias relacionadas

7 comentarios

    1. al menos somos una asociación que trabaja por el barrio. Mi intención como socia no es representar al barrio, es trabajar para el barrio, para mejorarlo. Punto.

      1. Pues sí para estas cosas el ayuntamiento no cuenta con vosotros, para otras como el Centro de menores bien que contáis para el Ayuntamiento y la Junta , pero informar al barrio y sus vecinos más bien poco .
        Parece ser que ese tema es tabú.

  1. Otros con cartelitos «la zona antigua de Puente Ladrillo». Esta zona es sencillamente «Puente de Ladrillo». Y que los PPeros y los adolescentes caprichosos han convertido en zona de «guerra» con carriles bici absurdos, vertedero de coches, campos de futbol fantasmas,aparcamiento eléctrico de trenes, contaminación superficial y atmósferica … Pero no nos engañemos detrás de esta politica pueden estar debajo de las alfombras ambiciosos proyectos urbanísticos.

  2. Pues , si para esto no cuenta el ayuntamiento con la asociación de vecinos , para el tema del Centro de menores es la asociación de vecinos la que no cuenta con los vecinos y sí con el Ayuntamiento y la Junta. Porque toda la información de la asociación de vecinos Puentelave a los vecinos sobre ese tema parece ser tabú.
    Aquí por el interés se mueven casi todos.

  3. Muy acertada la respuesta de Mi sincera OPINIÓN. Bastantes personas compartimos el contenido de la misma. Gracias.
    Si quitar aceras , construir carriles bici en espacios peatonales… es hacer bien por el barrio, quizás sea mejor que solo se dediquen a tomar vinos o cañas cuando venga el alcalde o los concejales.

  4. Pronto aparecerán por el barrio «salvadores de la patria», que recibirán suculentas subvenciones públicas para su propio provecho a cambio de ofrecer planes y programas que tapen las incompetencias de nuestros gobernantes y responsables públicos.

Deja una respuesta

Botón volver arriba