fbpx
Local

Industria abrirá sus centros de FP para que las empresas den formación

La consejera Ana Carlota Amigo reitera la importancia de adaptar la FP, tanto de desempleados como ocupados, a las demandas del mercado laborales

 

Ana Carlota Amigo, consejera de Empleo e Industria, anunció este martes en Salamanca, sede del Centro de Referencia Nacional de Formación Profesional, que la Junta abrirá sus centros formativos a las empresas para que puedan trabajar en la formación de los perfiles profesionales específicos que necesitan. Según Amigo, el Servicio Público de Empleo de Castilla y León está realizando las gestiones necesarias para abrir el centro en horario vespertino para cumplir esta función a fin de “atender las demandas del mercado de trabajo y completar los conocimientos de los trabajadores de los distintos sectores económicos”

J.M.A. / ICAL.  En este sentido, la consejera subrayó que la formación de los trabajadores es “una prioridad” en las políticas de empleo de la Junta de Castilla y León, ya que resulta “cada vez más necesaria” para que empresas y trabajadores puedan adaptarse a la “constante evolución” que experimentan los distintos sectores productivos.

Según matizó la consejera, la formación es un instrumento que beneficia a los trabajadores porque “mejora sus oportunidades de empleo”. gracias a una mejora de su cualificación profesional. Pero también beneficia a las empresas “incrementando su productividad y competitividad con trabajadores adecuadamente formados, contribuyendo de este modo al crecimiento económico de Castilla y León y a la creación de empleo de calidad”.

Por ello, la Junta está realizando una “apuesta decidida” por acercar la formación a las necesidades específicas de cada empresa y de cada sector, facilitando que puedan cubrir sus puestos de trabajo con personas de máxima solvencia profesional. Según Amigo, el Centro Nacional de Formación Ocupacional de Salamanca, que visitó este martes, es un referente nacional especializado en el área profesional de industrias cárnicas, lácteos, panificables e industrias alimentarias diversas, “sectores profesionales especialmente vinculados a las características productivas de la provincia salmantina y con un gran potencial de empleo directo e indirecto que requiere una constante cualificación de profesionales”.

De ahí la importancia de la formación que se imparte en este centro y que se reforzó durante este curso para “dar respuesta a esas necesidades del mercado laboral”. Concretamente, en el año 2021 se desarrollaron en este centro, con medios propios, un total de 27 cursos con un presupuesto de 740.271 euros. En ellos se formaron 405 alumnos en las especialidades de sumillería, panadería y bollería, carnicería y elaboración de productos cárnicos, ensayos microbiológicos y biotecnológicos, análisis químico, y docencia de la formación profesional para el empleo. Todas estas especialidades pertenecen a sectores con una “alta demanda” de profesionales en el mercado laboral.

La consejera participó en la cata ofrecida por los alumnos de los cursos de sumilleres y panadería que se imparten actualmente en el Centro de Referencia Nacional de Formación Profesional de Salamanca. El objetivo de esta cata era dar a conocer el “alto grado de cualificación profesional” que los alumnos adquieren a través de estos cursos, dotándoles de habilidades y conocimientos que les capacitan para el ejercicio de una actividad profesional de “máxima calidad”.

Los alumnos del curso de sumiller realizaron una demostración práctica de sus conocimientos sobre el universo vinícola al público asistente. Por su parte, los alumnos del curso de panadería ofrecieron los productos elaborados por ellos mismos con una amplia variedad de pan y otro tipo de repostería.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba