fbpx
Cosas de la vida

Las diferencias entre una PCR y un test de antígenos

Las herramientas clave para detectar el coronavirus

Las pruebas PCR y de antígenos se han convertido en la herramienta principal para detectar los contagios por coronavirus. Estas pruebas pueden detectar la enfermedad en un organismo, con lo que se evita en gran medida la transmisión de contagios. Sin embargo, entre los dos tipos hay una serie de diferencias.

En primer lugar, las PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) permite la detección de una infección activa por coronavirus. Por tanto, permite conocer la infección en el momento del diagnóstico. Por su parte, los test de antígenos también determinan la infección activa por coronavirus en el organismo. Además, permiten conocer la carga viral que se tiene, y la identificación se establece por la presencia de proteínas en la superficie del virus.

En cuanto a la fiabilidad, las PCR presentan un mayor porcentaje respecto a las pruebas de antígenos. Esto se debe a que los sanitarios analizan la muestra de las primeras en un laboratorio, por lo que se logra un resultado exacto. En este sentido, el tiempo para obtener el resultado también varía. Mientras que los test de antígenos tardan unos 15 o 20 minutos, en el caso de las PCR puede tardar horas.

Las pruebas PCR son las que solicitan los gobiernos para cruzar sus fronteras, en vez de las de antígenos, ya que cuentan con un “grado menor de sensibilidad” para determinar el resultado. Es por ello que los test rápidos pueden arrojar resultados no concluyentes.

Por último, en cuanto al precio de los dos tipos de pruebas también hay diferencias. Las PCR en clínicas privadas pueden llegar a costar entre 50 y 100 euros. Por el contrario, el precio de los test de antígenos ronda entre los 25 y 50 euros. Además, las pruebas rápidas vendidas en las farmacias se pueden comprar por entre 5 y 10 euros.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba