fbpx
LocalSucesos

Condenados a 8 años por una brutal paliza

La víctima perdió el conocimiento y el bazo

La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado un hombre apodado El Canoso a cinco años de prisión y a otro apodado Tirantes a tres años de cárcel por agredir brutalmente  un hombre en la plaza de Julián Sánchez El Charro causándole distintas lesiones y la pérdida del bazo.

Sobre las 0:50 horas del día 22 de septiembre de 2020, cuando la víctima, de nacionalidad Checa y 44 años de edad, se encontraba en la Plaza de Julián Sánchez el Charro de Salamanca, fue abordado por el Tirantes  y por el Canoso, también conocido como Chato, (sin que se supiera el motivo o desencuentro que entre ellos había), quienes comenzaron a golpearle con puñetazos y patadas por todo el cuerpo, hasta que la víctima perdió el conocimiento y quedó tendido en el suelo.

Cuando recuperó el conocimiento y sin que nadie le hubiera prestado auxilio, sobre la 1:30 horas sirviéndose de su teléfono móvil, llamó al 112 pidiendo ayuda.

En el lugar se presentaron luego, agentes de la policía local y una ambulancia, que trasladó al herido hasta el Hospital Virgen de la Vega de Salamanca, donde fue atendido de las lesiones y donde permaneció ingresado hasta el alta médica el 8 de octubre de 2020.

Como consecuencia de la agresión, sufrió una fractura con hundimiento del suelo de la órbita izquierda, un desplazamiento del seno maxilar ipsilateral, laceraciones esplénicas, laceración diafragmática, fractura de 9 arco costal y hemotórax izquierdo.

Precisó para su curación, de tratamiento quirúrgico a nivel abdominal. Tardó en curar 76 días (16 de perjuicio grave, 30 de perjuicio moderado y 30 de perjuicio básico) y le queda una secuela en el sistema digestivo: extirpación del bazo y cicatriz laparotómica y cicatrices en el costado izquierdo, que suponen un perjuicio estético moderado.

El 9 de octubre de 2020, es decir, al día siguiente de recibir el alta hospitalaria, la víctima compareció en la comisaría de Policía de Salamanca, para denunciar los hechos ocurridos el día 21 y ya de noche el 22 de septiembre de 2020, en la vía pública, en la Plaza Julián Sánchez El Charro de Salamanca, solicitando una orden de alejamiento de las personas por él denunciadas, al temer por su integridad física.

Durante el juicio, la víctima declaró que el 21 de septiembre a las 19:00 horas de la tarde, el Tirantes, se acercó a él que estaba en la plaza San Julián Sánchez el Charro, al que conoce de coincidir en la misma plaza y comenzó a insultar diciéndole «hijo de la gran puta, te voy a matar, no vales para nada, te tengo que quitar la vida». Él cree que estas amenazas son porque pensaba que tenía algo con su expareja, pero que él no la tenía y que únicamente le había ofrecido ayuda, porque conocía los problemas que tenía con el Tirantes.

Por la noche, cuando se encontraba en los soportales del mercado de San Juan, sobre la 1 – 10 horas, aparecieron el Tirantes y el Canoso. El primero le empezó a insultar de nuevo y el Canoso le dijo que se levantase, porque estaba sentado, y le dio un puñetazo a raíz del cual se dio un golpe contra la verja, se cayó al suelo y comenzaron los dos a darle patadas, hasta que se desmayó y perdió el conocimiento.

Ambos acusados, tienen antecedentes penales. El Tirantes fue condenado en 7 ocasiones: siendo las últimas sentencias las de 27 de junio del 2019 por violencia de género y 15 de septiembre del 2020 por quebrantamiento y el Canoso en 8: siendo las últimas de 28 de febrero del 2018 y de 27 de marzo del 2019 por violencia de género y 12 de junio del 2017 por lesiones.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba