fbpx
Local

Comienza el derribo controlado del colegio de Carvajal

Los trabajadores retirarán las piedras, vigas y escombros y limpiarán y asegurarán la zona para evitar accidentes

El derribo del edificio que se derrumbe del colegio de Carvajal el 7 de diciembre se hará «con mucho cuidado, porque es muy peligroso». Así de contundente se muestra Jorge Elvira, responsable de Servicio Punto Viso, empresa encargada de realizar la demolición del edificio.

Antes de iniciar estas labores, se ha tenido que realizar un trabajo previo de fijación para que no resulte peligroso para los viandantes y para los trabajadores que desarrollarán las tareas de desescombro.

No todo es escombro, hay bloques de piedra que tendrán una segunda vida y quizá algunas de las vigas de madera. «Otros materiales serán inservibles e irán a nuestra escombrera. En el estudio previo que hemos realizado no hay amianto, ni otros contaminantes. Hicimos un plan de seguridad y salud, que es por lo que se ha retrasado un poco el inicio del derribo, porque requiere mucho trabajo para que no haya ningún problema», matiza Jorge Elvira.

¿Qué tiene de particular este derribo?
Es un edificio emblemático y está en el Casco Histórico. Por otro lado, está en muy mal estado, por lo que nuestros trabajadores tienen que ir con mucho tiento.

¿Qué trabajo previo han realizado?
Nosotros hemos hecho un proceso de contención para que en caso de que pasara lo peor que puede pasar, nadie salga herido. Hemos hecho mucho trabajo que no se ve en beneficio de la prevención de riesgo. Comenzamos a trabajar a los pocos días de producirse el derrumbe.

¿Hay riesgo de que se hayan dañado los otros edificios donde cayeron las piedras?
Lo desconozco. Lo que sí puedo decir es que todo lo que se derrumbó, lo vamos a retirar, arreglar y asegurar la zona.

¿Creen que se encontrarán algún ‘tesoro’?
(Risas) No. Lo único que vamos a mover son piedras. Lo que hacemos es una actuación para minimizar futuros riesgos. Es una limpieza y asegurar la zona. Aquí solo va a salir escombros.

Alrededor de media docena de personas se encargarán de derribar el edificio y puede que estén trabajando unas dos semanas para asegurar que la zona sea segura para las personas que paseen por la calle.

Para ver el vídeo, pinche aquí. 

derribo  san Pablo (1 de 1)-12

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba