fbpx
Castilla y León

Denuncian los contratos de la Junta para los test de antígenos

Satse critica la falta de transparencia en esta contratación de las pruebas con empresas, que se ha hecho sin licitación pública y que en 28 días ha supuesto un gasto para la Administración de 7,5M€

El Sindicato de Enfermería, Satse, en Castilla y León ha denunciado ante el Consejo de Cuentas los contratos realizados por la Junta de Castilla y León para la realización de test de antígenos por personal no cualificado para realizar pruebas diagnósticas

Como ha sabido el sindicato de Enfermería, en 25 días, la Junta de Castilla y León se ha gastado 7,5 millones de euros en unos contratos adjudicados sin licitación pública. Para lograr un mayor nivel de beneficios para las empresas adjudicatarias de estos, y en connivencia con la Administración autonómica, estos test han sido realizados por personal no cualificado para realizar pruebas diagnósticas.

La previsión es que se realicen 200.000 test de antígenos, que han sido adquiridos por la propia Consejería sin licitación pública a un precio superior al que ahora se ha regulado por el Gobierno central en las propias farmacias, 5 euros por test de antígenos, lo que lleva a Satse Castilla y León a preguntarse “¿A cuánto nos van a salir cada una de esas pruebas a los ciudadanos de la Comunidad?”.

Satse Castilla y León denuncia la falta de transparencia de la Consejería de Fomento y de Sanidad de la Comunidad porque no ha habido licitación pública para estos contratos que han supuesto un importante gasto para el sistema sanitario. Así mismo, recuerda que en las anteriores olas, hasta el cambio producido en la Consejería de Sanidad, los cribados de test de antígenos en todo momento fueron realizados por personal propio de Sacyl, enfermeras y enfermeros, que se ofrecieron voluntarios en sus días libres, y que en esta sexta ola volvieron a reiterar dicha disponibilidad.

El sindicato de Enfermería reitera que, con este elevado coste y para que al final hayan sido realizados por personal no cualificado, habría sido mejor y más barato que la Junta de Castilla y León hubiera repartido gratuitamente a la población 2,5 millones de test de antígenos.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba