fbpx
Castilla y León

Las rentas bajas se ahorrarán 35 euros con la rebaja fiscal de Mañueco

El plan de la Junta contra la crisis pide al Gobierno rebajas de impuestos por 360 millones en CyL

Las iniciativas de respuesta de la Junta ante el agravamiento de la situación económica presentadas este jueves contemplan una rebaja de medio punto del tipo mínimo del tramo autonómico del IRPF, que pasa del 9,5 por ciento al 9, lo que tendrá un impacto de 20 millones de euros anuales en la recaudación de la Junta por este concepto.

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, dijo este jueves que para un contribuyente con una cuota líquida de 12.450 euros anuales, esta rebaja supondrá 35 euros y 105 en el caso de autonomías con el gravamen más alto que el existente en la actualidad en Castilla y León (9,5 por ciento). Además, en el caso de las unidades familiares que hagan la declaración conjunta estas cifras serán 70 y 210 euros.

A medida que aumenta la renta del contribuyente, el beneficio fiscal es mayor.

Con ello, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, destacó que Castilla y León se convertirá, ya en 2023, en la segunda comunidad con el tipo mínimo del IRPF más reducido de las autonomías. Además, remarcó que se inicia así la mayor bajada de impuestos más importante de la historia autonómica.

Además, de manera “urgente”, la Junta quiere rebajar la fiscalidad del medio rural, con un ahorro de 15 millones, que beneficiará a 275.000 ciudadanos. Además, durante tres meses, se devolverán las tasas de titularidad autonómica al transporte de carreteras y de los servicios veterinarios, para beneficiar, según Mañueco, a los sectores especialmente afectados por la crisis.

El plan de respuesta de la Junta ala situación económica contempla, asimismo, medidas fiscales con las que se compromete la Junta de Castilla y León, «pero requieren de la decisión del Gobierno de España».

En concreto, propone que se mantenga el tiempo necesario mientras dura la crisis la bajada del Impuesto de la electricidad, cuyo rendimiento corresponde únicamente a las comunidades autónomas. Esta bajada del impuesto sobre la electricidad le supondría a Castilla y León cerca de 100 millones € al año.

Además, atendiendo al marco competencial en materia impositiva, la Junta de Castilla y León, asumiendo la bajada de ingresos que se derivaría de su puesta en marcha, demanda al Gobierno de España a adoptar de forma inminente:
– La aprobación de un IVA superreducido para la electricidad y el gas.
– La solicitud a la Unión Europea de la autorización para una reducción excepcional del IVA que grava los combustibles.
Esta aplicación del IVA superreducido en la electricidad, el gas y los hidrocarburos supondría una merma en los ingresos de la Junta de Castilla y León de cerca de 260 millones € al año.

Cheque bebé

Entre las medidas concretas que implantará la Junta destacan las siguientes:

  • Se incrementarán las cuantías de los perceptores de Renta garantizada de Ciudadanía que no sean beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital, en un promedio del 15% durante tres meses.
  • Se pondrán en marcha nuevas ayudas a la natalidad en función del número de hijos (el cheque bebé), hasta un máximo de 2.500 euros por hijo.
  • Se convocará el “bono concilia”, para ayudar a las familias cuyos progenitores trabajen, en los gastos de atención a sus hijos de 0 a 3 años, por servicios de conciliación.
  • Se agilizará el pago del bono térmico para los más de 83.000 beneficiarios de estos recursos.

Puedes consultar el plan completo, en este enlace

Noticias relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Botón volver arriba