fbpx
LocalPortada

La Junta margina a Salamanca

  • Le asigna 11 contratos para que se queden los MIR que acaban la especialización, la cifra más baja de toda la región
  • El consejero dice que se van de CyL porque no hay una EBAU única en España

Salamanca tiene la mayor lista e espera quirúrgica de la región y uno de los mejores hospitales, pero sin la plantilla necesaria para aprovechar esos recursos y poder reducir la lista de espera, según denuncian los profesionales, que este martes protestarán ante el Hospital Universitario, precisamente por la falta de personal.

Pese a ello, la Junta ha anunciado este viernes que hará 314 contratos de fidelización para los 365 residentes que terminan este año su especialización, para que sigan tres años más.

De los 314, solo 11 son para Salamanca, siete para especialistas del hospital y los 4 restantes, para medicina de familia. Se trata de la cifra más baja de todas las provincias de Castilla y León.

El martes los sanitarios protestarán por la falta de personal, pero son recurrentes las denuncias de que los sanitarios se marchan al acabar su formación porque aquí les ofrecen contratos peor pagados.

El consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, reconoció este viernes el problema para retener a los médicos residentes que terminan su formación en Castilla y León, ya que el 60 por ciento de esos especialistas son de fuera de la Comunidad. «La fidelización es más complicada que si fueran de aquí», sentenció. De ahí que subrayara, según la Agencia Ical, la  necesidad de que exista una EBAU única que facilite que más estudiantes castellanos y leoneses puedan cursar Medicina en las facultades de la Comunidad. «Cuando llegan estos momentos, esta reinvidicación cobra una mayor importancia», precisó.

Además, recordó que la Consejería dedica cada año «importantes» recursos públicos en la formación de los especialistas sanitarios. En concreto, señaló que en el último ejercicio presupuestaria se reservan más de 75 millones de euros en la formación sanitaria especializada. De ahí el interés de que la mayor parte posible de ellos continúen con su labor en en Castilla y León.

Según recoge la orden publicada hoy en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), la Consejería de Sanidad tiene el compromiso de proporcionar a los ciudadanos una asistencia sanitaria de calidad basada, entre otros factores, en la excelencia de sus profesionales. Por ello hay especial interés en la permanencia de los residentes formados en sus centros, mediante el desempeño de funciones asistenciales y labores de formación e investigación, que contribuyan al desarrollo de las competencias clínicas e investigadoras que todo especialista ha de adquirir a lo largo de su trayectoria. Algo novedoso en la Comunidad y que, según el consejero, no ofrece ningún otra autonomía. «Es un proyecto ambicioso pero que tiene sus dificultades al no estar muchos de los residentes arraigados en Castilla y León», aseveró.

El programa consiste en la valoración y puntuación de los residentes por parte de un Comité de Evaluación que funciona desde 2015 y que tiene en cuenta aspectos como su grado de implicación, su trayectoria profesional y el mérito y capacidad demostrados durante los años de residencia. Por lo tanto, tras la ordenación de los interesados conforme a esa puntuación, se realizará un procedimiento de llamamiento único en el que accederán a un contrato eventual de hasta tres años de duración, en el que un porcentaje de hasta el 25 por ciento de la jornada se destinará a formación de posgrado e investigación.

El consejero apuntó que la formación se hará con la realización, de forma gratuita, de un máster o título propio de una universidad de Castilla y León, o un diploma de especialización; participación en un proyecto de investigación relacionado con su especialidad e incluso  estancias formativas, dentro o fuera de España, relacionadas con su especialidad.

Para definir las 128 contrataciones en Medicina Familiar y Comunitaria, se han determinado las necesidades asistenciales existentes una vez culminados los concursos de traslados, así como la toma de posesión de los profesionales que han superado el último proceso selectivo. Vázquez significó que «bastantes o muchos» de los contratos en Familia están en zonas de difícil cobertura. Citó los casos de Burgos, León, El Bierzo, Palencia y Zamora, que «sufren» más a la hora de encontrar médicos en Atención Primaria.

Adjudicación, 2 de junio

En relación con el resto de las especialidades, las contrataciones a ofertar son fruto de un estudio riguroso que ha identificado las necesidades existentes en cada área de salud, así como las jubilaciones a corto y medio plazo, los contratos no elegidos por los residentes en la bolsa de empleo de 2021, o el número de egresados por especialidad. Una vez establecido el orden por especialidad y por puntuación obtenida, la Gerencia Regional de Salud procederá al llamamiento, en un acto único centralizado y telemático que tendrá lugar el 2 de junio.

La normativa establece que para los especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria se ofertarán contratos eventuales de carácter asistencial y vinculados a investigación, que llevarán aparejado la realización gratuita de formación de posgrado, máster o título propio, perteneciente a universidades de Castilla y León; la obtención del Diploma en Salud Pública desarrollado por la Fundación Instituto de Estudios y Ciencias de la Salud de Castilla y León, de acuerdo con la Escuela Nacional de Salud; participación en proyectos de investigación desarrollados en su propia gerencia o en otra; estancias formativas en centros de referencia, nacionales e internacionales; y acceso gratuito a la inscripción al programa de formación continuada “Actualización en Medicina Familiar- AMF”.

En cuanto a las especialidades hospitalarias deficitarias, se ofertarán también contratos eventuales con características similares a los anteriores en cuanto a formación, investigación o estancias formativas relacionadas con su especialidad.

La oferta contempla también contratos dirigidos a profesionales que ostenten el título de Doctor, que tendrán como objetivo reforzar la asistencia en aquellos servicios que cuentan con facultativos vinculados a la Universidad. Se ofrecerán a todas las especialidades, deficitarias o no, en los centros en los que existan plazas vinculadas a la docencia, y estarán ligados al compromiso de implicación en la dirección de tesis doctorales.

Enfermería para septiembre

En cuanto a los contratos de especialidades de enfermería, la orden de la Consejería de Sanidad establece que, puesto que los 119 residentes que finalizan en 2022 lo hacen el 24 de septiembre, los plazos del programa de fidelización serán diferentes al resto, y la oferta se publicará antes del 9 de septiembre. De momento, y a falta de que se concrete en la Mesa Sectorial de Sanidad con los sindicato, se desconoce el número de contratos de fidelización que se ofertarán para los MIR de enfermería.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. La Consejería confunde los conceptos más elementales. Se trata de fidelizar residentes con criterios objetivos y que se ajusten a criterios al momento asistencial vivido. Despreciar residentes por no haber cursado el 80% de los cursos ofertados por el SACYL, es olvidar que durante dos años nadie se ha podido dedicar a otra cosa que atender la dura realidad asistencial, así como, que entre realizar cursos específicos de la especialidad o cursos generalistas, los profesiones prefierenten los segundo, amén de que nadie ha indicado nunca que este iba a ser un criterio de evaluación . En definitiva, algo huele a podrido en todo esto. Al final , veremos si se cubren todos

Deja una respuesta

Botón volver arriba