fbpx
Castilla y León

Mañueco y Feijóo evitan condenar la vejación de Gallardo a una discapacitada

“Yo apoyo al Gobierno de CyL que para eso soy el presidente”, dijo el salmantino

Ni el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ni el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, condenaron este miércoles la vejación a la que el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, sometió el martes a la procuradora socialista. Noelia Frutos, que se desplaza en silla de ruedas.

Ical.- El vicepresidente de Castilla y León y líder de Vox en la comunidad, Juan García-Gallardo, atacó la ley del aborto «por triturar niños con discapacidad» y, cuando la procuradora socialista le preguntó “cómo cree que hay que tratar a las mujeres con discapacidad en Castilla y León”, García Gallardo le espetó que le respondería en el Pleno “como si fuera una persona como todas las demás».

«No voy a tratar con ninguna condescendencia sus faltas de respeto y le voy a responder como si fuera una persona como todas las demás» o «lo que ustedes defienden es tener derecho a matar a los niños en el vientre materno y frente a eso sí nos van a tener en frente” fueron algunas de la declaraciones de García-Gallardo en el Pleno de las Cortes regionales que generaron más polémica.

Mañueco afirmó este miércoles que él apoya al Gobierno de Castilla y León que para eso es el presidente, sin entrar a valorar la posición que sostuvo ayer su ‘número dos’, Juan García-Gallardo, en el pleno de las Cortes sobre el aborto y las personas con discapacidad. “Yo apoyo al Gobierno de Castilla y León que para eso soy el presidente”, dijo.

El vicepresidente de la Junta dijo este miércoles que el Gobierno entre PP y Vox es «fuerte» y está «unido», por lo que se mostró «tranquilo», pero sí subrayó que Alfonso Fernández Mañueco conoce lo que plantea y piensa Vox de determinados asuntos y no le «sorprende».

Alberto Núñez Feijóo también se puso de perfil tras las expresiones del vicepresidente de la Junta gobernada por el PP con Vox. Calificó de “muy sorprendentes” las palabras del vicepresidente de Castilla y León y líder de Vox en la comunidad, y descartó ahondar en las declaraciones de García-Gallardo porque dice desconocer el “alcance y contenido” de las palabras del líder de Vox en Castilla y León, y porque rechaza ser “comentarista” de los “comentarios” del vicepresidente de una comunidad.

La víctima culpa a Mañueco por “estar sumiso a Vox”

La procuradora Noelia Frutos explicó que “ayer quedó muy claro lo que es Vox”, y reconoció que esperaba “alguna reacción del presidente” de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ya que “es el culpable de que los señores de Vox estén en este gobierno que no respeta al 50 por ciento de la población, y mucho menos a las mujeres con discapacidad”.

“Hubiera sido un detalle que les hubiera salvado un poquito, pero no ha sido el caso”, recalcó la procuradora socialista, afirmando que “Mañueco está sumiso a Vox y no hay más en esta Comunidad”, que no obstante aseguró que necesita “una reacción” para que Castilla y León “tenga un gobierno decente” dado que “se ha visto que este gobierno no lo es”.

Noelia Frutos. (Ical)

Y es que “a las mujeres con discapacidad no nos sirve que se agache la cabeza y nada más”, según Frutos, no solo en relación a la frase de ayer de García-Gallardo sino también sobre las declaraciones realizadas por este hace días al señalar que “no se puede tratar a las mujeres como discapacitadas, son iguales o mejores que los hombres”.

“Esto ha sido brutal, muy desagradable, y no se puede volver a repetir porque estamos representando a toda la población de Castilla y León”, continuó esgrimiendo la procuradora burgalesa del PSOE, que reiteró su petición de reacción “sobre todo a quien lo ha provocado”.

 

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, y el ministro de Presidencia Félix Bolaños, recriminaron al Partido Popular y a Vox las palabras del vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, hacia la socialista Noelia Frutos en el pleno celebrado ayer en las Cortes de Castilla y León, mientras que la propia procuradora, además de tildar de “muy desagradable” el comentario, lamentó la falta de reacción del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco.

Calviño criticó la falta de respeto de Vox en Castilla y León a las personas discapacitadas”, Bolaños, también en pleno celebrado esta mañana en el Congreso de los Diputados, acusó a Vox de no tener “ni límites éticos ni escrúpulos” y preguntó a la diputada y candidata de Vox a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Macarena Olona, su opinión sobre las “repugnantes” declaraciones que, en su opinión, son un insulto a todas las personas discapacitadas. Además, reprochó al PP permitir que un partido que “humilla e insulta” a las personas discapacitadas forme parte del Gobierno de Castilla y León”.

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, tachó de “absoluta vergüenza y salvajada” las palabras vertidas por el vicepresidente de la Junta. Para el diputado de Esquerra, “se debería terminar ese tipo de parlamentarismo, ese tipo de políticas, en definitiva, y este tipo de personas en las instituciones”. Y, en una segunda reflexión aseguró “que es muy dura por lo menos para mí”, señaló que “así ganan, así ganan votos, así ganan elecciones”.

A su vez, el portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, aseguró que las declaraciones de García-Gallardo demuestran el “nivel de los socios de Alberto Núñez Feijóo. Además, calificó de “absoluta vergüenza el silencio de Mañueco. Esto no ocurre en ningún país de Europa. No podemos permitirlo más”.

Por su parte, la presidenta de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe), Anxo Queiruga, rechazó la “condescendencia” del vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, mostrada ayer en las Cortes hacia su colectivo y consideró «intolerable la falta de respeto, el trato vejatorio y la discriminación de un representante público hacia nuestro grupo social”.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) tildó de «infames e impropias de un comportamiento cívicamente decente» las declaraciones, ya que consideró suponen una «afrenta lacerante» a todas las personas con discapacidad. Por ello, le exigió una rectificación de inmediato.

«La cultura política de una comunicad y de un país no pueden edificarse sobre la ofensa y la desconsideración grosera de una parte de la ciudadanía, como son las personas con discapacidad, de las que parece dudarse de su estatuto como seres humanos dignos y valiosos, situándolas en zonas de sombra en las que solo existe el desprecio y el rechazo», manifestó el movimiento.

Noticias relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Botón volver arriba