fbpx
Castilla y León

Mañueco se disculpa por las barbaridades de Gallardo y este se reafirma en ellas

Tudanca dice que eso no es pedir perdón "y si lo ha hecho ha sido como en el sketch de Gila"

El presidente de la Junta de Castilla pidió disculpas este jueves por las palabras pronunciadas el martes por el vicepresidente de su Gobierno, Juan García-Gallardo, en el seno de las Cortes en referencia a las personas con discapacidad. “Esta es una tierra de respeto y tolerancia”, manifestó el mandatario antes de participar en el acto de clausura del I Congreso Internacional del Vacuno, que se celebra en Salamanca. García-Gallardo reafirmó sus palabras en respuesta a la socialista Noelia Frutos y afirmó que no tiene “nada que disculpar”.

“Respecto a las palabras del vicepresidente Gallardo, lo mejor es que le pregunte al vicepresidente Gallardo”, refirió el mandatario ante las preguntas de los medios, pero sí quiso aclarar, como presidente de Castilla y León, que “si alguna persona o alguna entidad, del tipo que sea, se ha podido sentir molesta u ofendida por cualquier cosa que haya hecho el Gobierno de Castilla y León, yo le pido respeto y le pido también disculpas y perdón”.

En último término, refirió que su intención, como Gobierno, “siempre es colaborar con todas las instituciones para que esta sea una tierra de recuperación económica, de progreso social y de compromiso con aquellas personas que más lo necesitan”.

El consejero portavoz de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, también pidió disculpas por si alguna persona o colectivo se ha podido sentir “ofendido” “molesto” por las palabras de respuesta del vicepresidente, Juan García-Gallardo, a la procuradora socialista Noelia Frutos sobre el aborto y la discapacidad.

Por su parte, el secretario general del PSOE de Castilla y León (PSCyL), Luis Tudanca, dijo que Mañueco “no ha pedido perdón, y si lo ha hecho ha sido como en el sketch de Gila”. Recordó así que “lo importante para pedir perdón es tener un propósito de enmienda y lo grave es que ellos no lo tienen”

“Pide perdón a alguien si se ha sentido ofendido por algo que haya dicho una persona. Se han sentido ofendidas todas las personas con discapacidad de este país, todas las mujeres”, respondió a Mañueco. “No son unas declaraciones puntuales, esto es un síntoma de una enfermedad. Una enfermedad que tiene esta sociedad porque Mañueco y Feijóo han pactado con la extrema derecha y la han metido en un gobierno. Mientras no tengan el compromiso de aislar a una extrema derecha que siembra el discurso del odio en nuestras instituciones y ahora desde nuestro gobierno, de nada valen las tiritas que ahora pretende poner Mañueco ante la indignación que ha recorrido nuestro país”, agregó.

En este sentido, Luis Tudanca afirmó que le “duele en el alma” ver como Castilla y León, que debería ser conocida “por sus emprendedores, cultura, riqueza, patrimonio, y que siempre ha sido una tierra de paz y concordia, es conocida en todo el país por este tipo de declaraciones y discursos de odio”. “Me entristece y creo que el PP debería hacer una profundísima reflexión de su complicidad en todo esto”, dijo.

El vicepresidente se reafirma

Por su parte, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, pidió a la oposición socialista que haya “una oposición constructiva” y no “incendiar” las Cortes con preguntas y manipulaciones, y afirmó que él tratará de que se le recuerde “más por los hechos que por las palabras” y tampoco por ser “alguien polémico”.

Reafirmó sus palabras en respuesta a la socialista Noelia Frutos y afirmó que no tiene “nada que disculpar”, para dirigir su critica al PSOE por “instrumentalizar” a la procuradora en la pregunta que le formuló.

“No sé qué han dicho”, manifestó cuando fue preguntado que tanto Alfonso Fernández Mañueco como Carlos Fernández Carriedo pidieron disculpas por si alguna persona se ha podido sentir molesta u ofendida por lo dicho por el vicepresidente.

En tal sentido, remarcó que no tiene “nada que disculpar” porque estimó que la polémica en el pleno de las Cortes se originó por “una manipulación” en la que “sacaron de contexto sus palabras”.

García-Gallardo manifestó que la misma procuradora le pidió que no la tratara con condescendencia y es lo que hizo, que la iba a “tratar como a cualquier otro procurador”, para recordar que la pregunta tiene su origen cuando en un acto en Madrid dijo que las mujeres pueden conseguir sus objetivos por sus méritos y no por cuotas.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba