fbpx
Opinión

Los peores presagios se están cumpliendo

Los informes del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) nos han advertido, varias veces y desde hace ya bastantes años, que los fenómenos metereológicos adversos serán más frecuentes y más virulentos con el calentamiento global.

 

Aunque no cabe una atribución directa entre el calentamiento global y lo que estamos viviendo estos días de ola de calor con tormentas destructivas si que existe una altísima probabilidad de que ambos estén relacionados. Así lo corrobora un reciente informe del IPCC, informe redactado por científicos de muchas disciplinas, entre ellos algunos españoles, precisamente detenidos ayer por teñir de rojo la fachada del Congreso el pasado 6 de abril.

No ha llegado el verano y ya hemos sufrido dos olas de calor en la península Ibérica (aunque la primera no se podía calificar de tal en sentido estricto, por su breve duración). Estas olas de calor excepcionales no solo se han producido en España, sino también en gran parte del sur de Asia y en los USA.

Los daños, cuantiosos, están ahí: las altas temperaturas produciendo pérdidas al sector agrícola y ganadero, las tormentas han dañado muchos árboles de nuestra ciudad, el consumo eléctrico disparado por la climatización en las viviendas y el sector servicios.

Y esto está empezando; este será el verano más fresco en lo que nos quede de vida.

Información y fotografías. Asociación Comité Antinuclear y Ecologista de Salamanca 

Zurguén, paisaje mágico después de la tormenta.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba