fbpx
Opinión

El efecto Dunning-Kruger

Hoy te traigo un tema con el que casi seguro has tenido que lidiar en algún momento de tu vida: las personas que consideran que saben más que los demás o que sobreestiman sus capacidades.

Todos nos hemos cruzado con unos cuantos especímenes que se piensan que nosotros, a su lado, poco tenemos que hacer.

Se creen eruditos en una o más materias, el próximo Ferrán Adrià de la cocina, el Karl Lagerfeld de la costura o el Fernando Alonso de la carretera.

Seres superiores ante los cuales lo único que podemos hacer es callar y aprender de sus enseñanzas.

Desde fuera puede parecer hasta cómico, pero ellos en ningún momento creen que sea gracioso. Piensan de verdad que sus conocimientos están ampliamente por encima de la media.

¿Qué les pasa a este tipo de personas?

¿Realmente van sobrados de autoestima o es que no tienen a nadie cerca que les ponga de pies en el suelo?

Pues va a ser que ni una cosa ni la otra.

Resulta que los humamos somos bastante malos autoevaluándonos y solemos sobreestimar nuestras habilidades.

Es el llamado efecto Dunning-Kruger.

Este efecto explica por qué en determinados momentos nos sentimos superiores a los demás, como por ejemplo cuando pensamos que tenemos mejor sentido estético que los otros, que nuestra conducción es la bomba o que llevamos bastante bien el examen de mañana.

Que somos unos ilusos, vaya.

Tú y yo incluidos, claro. Esto no solo aplica a los demás. Aquí quien más quien menos peca un poco de ese efecto.

Todos somos incompetentes en muchos aspectos, y lo más interesante: mientras menos sabemos de algo, menos nos damos cuenta de lo malos que somos y por eso sobreestimamos nuestras capacidades.

Así que te puedes imaginar que tú también has provocado esa sensación de ‘¿Pero quién se cree este?’ en más de una ocasión. Y en más de dos. En mi caso he perdido la cuenta.

La parte positiva es que podemos revertir el efecto Dunning-Kruger, ya que a medida que vamos aprendiendo una habilidad, somos más conscientes de nuestras propias dificultades.

Conocer este efecto puede ayudarnos a ser más comprensivos con los demás y a aprender a cuestionarnos a nosotros mismos de una forma más amable.

Además de ofrecernos una buena oportunidad para practicar la humildad, que nunca está de más.

Te dejo el enlace a una charla TED-Ed dónde explica con más detalles el efecto Dunning-Kruger.

Why incompetent people think they’re amazing?

Si quieres recibir más reflexiones, anécdotas y estrategias para sobrellevar mejor la vida cotidiana, puedes registrarte aquí.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba