fbpx
Castilla y León

Puente recomienda a Mañueco algún curso sobre cómo coordinar una emergencia

“Se me abren las carnes cuando veo a un responsable político echar balones fuera de esta manera”, dice el alcalde de Valladolid

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, instó hoy al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, a recibir “algún curso sobre cómo coordinar una emergencia” donde pueda aprender “cosas básicas como cómo se piden las cosas o saber quién está al frente de un operativo” antes de solicitar al presidente del Gobierno la convocatoria de la Conferencia de Presidentes.

“Se me abren las carnes cuando veo a un responsable político echar balones fuera de esta manera, hablando de que esto es una situación nacional, de que si el cambio climático o la Conferencia de Presidentes, con las carencias tan absolutamente básicas que están demostrando en la gestión de la situación”, señaló.

En declaraciones recogidas por Ical, Puente subrayó que la Junta de Castilla y León “no tiene excusa, puesto que el año pasado ya hubo un incendio de unas dimensiones tremendas en Ávila”. “Se supone que de ahí tenían que haber sacado alguna conclusión sobre cómo gestionar esto, y por lo que vemos o no han aprendido nada, o no han querido aprender nada, o es que les da igual y les resulta indiferente lo que suceda con esta tierra, y esta última conclusión es muy descorazonadora”, valoró.

En ese sentido recalcó que “es desolador ver cómo arde la Comunidad, pueblos enteros y lugares de un valor natural enorme, y da la sensación de que quien está al frente de todo esto o no sabe, o no quiere o le da igual”. El alcalde quiso defender en cierto modo al consejero de Medioambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y aseguró que la situación actual “no se debe achacar a una persona sino a un gobierno, y si hay alguien que debe responder por ello es el presidente”.

“A mí Suárez- Quiñones me merece mucho respeto tanto en lo personal como en lo político, le creo un hombre cabal; esto excede al consejero. Hablamos de un despliegue que requiere de un presupuesto que no se está poniendo. El Ayuntamiento de Valladolid gasta en torno a 9 millones de euros año año más las inversiones en su servicio de extinción de incendios. Eso es un 2,5 por ciento del presupuesto consolidado del consistorio; el equivalente de la Junta serían 360 millones y no llegan a gastar ni 60 años año. No es cuestión del consejero. Es una cuestión de una política general, en torno a una cuestión que es central y para la que no ha habido prevención ni un plan, porque no se ha tomado la situación en serio. Después llegan años como este con estas circunstancias climátológicas y salen a relucir todas las carencias, la falta de planificación, de interés y de medios”, lamentó.

En su intervención, Puente lamentó que desde el Ejecutivo regional no se haya solicitado oficialmente la colaboración del Ayuntamiento en la extinción de incendios en otras provincias, y aseguró que solo a través de una operaria del 112 se pidió que enviaran sendas dotaciones para sofocar el incendio desatado en la localidad zamorana de Tábara. “Al llegar nuestra primera dotación a Tábara no había nadie coordinando, y fue un guardia forestal el que le dijo a nuestra unidad lo que tenían que hacer”, señaló.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba