fbpx
Castilla y León

Facua lleva a los tribunales a un mesón de Valladolid

Por cobrar pan sin incluirlo en carta

Facua Castilla y León ha llevado a los tribunales a un restaurante vallisoletano por cobrar a un comensal 2,50 euros por dos raciones de pan, una cantidad que no venía especificada en la carta online y que tuvo que abonar.

Según se informa desde la organización de consumidores, la autoridad de consumo de Valladolid determinó que había una infracción aunque decidió no multar a la empresa tras corregir el menú, pese a que no devolvió el dinero. Tras acudir al juzgado, el mesón se la allanado a la demanda y ha devuelto la cuantía reclamada al afectado.

Los hechos ocurrieron cuando el afectado, el abogado de Facua Pablo Gerbolés, acudió junto a su pareja a comer a Mesón Asador Carlos de Traspinedo.

Al pedir la cuenta, se percató de que le pretendían cobrar dos raciones de pan a razón de 1,25 euros cada una por un producto que no había pedido y que el restaurante se había tomado la libertad de servírselo.

Además, en la carta online que consultaron a la hora de elegir los platos no aparecía por ningún sitio que se cobrase 1,25 euros por ración de pan a cada cliente. Tras abonar los 2,5 euros, Gerbolés decidió denunciar los hechos ante la sección de Consumo del Servicio Territorial de Cultura y Turismo de Valladolid para que valorase abrir un expediente sancionador contra esta empresa.

En octubre de 2021, según Facua, el Servicio Territorial de Cultura y Turismo de Valladolid emitió una resolución en la que se declaraba improcedente iniciar un expediente sancionador contra el restaurante al considerar que “no existe mala fe por parte del denunciado”, teniendo en cuenta que el Mesón Asador Carlos reconoció y subsanó el error de no indicar en la carta online que se cobraba 1,25 euros por el pan a cada comensal.

Este organismo archivó las actuaciones previas practicadas pese a reconocer que los hechos denunciados podrían constituir una infracción administrativa de carácter leve.

No obstante, este abogado de Facua decidió recurrir, exponiendo que el expediente sancionador debía abrirse ya que la empresa había reconocido los hechos, por lo que decidió acudir a los tribunales, ya que la empresa ni siquiera se dignó a devolverle el dinero.

Ante este nuevo procedimiento, el Mesón Asador Carlos se ha allanado a la demanda y ha ingresado en el juzgado los 2,50 euros reclamados por Gerbolés, reconociendo nuevamente el error y dando así por cerrado el caso.

Así, el juzgado de Primera Instancia número 15 de Valladolid notificaba hace unos días al abogado de Facua el allanamiento de la demanda, y le solicitaba un número de cuenta a fin de hacerle el ingreso de los 2,50 euros cobrados por las raciones de pan hace ahora dos años.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba