fbpx
Castilla y León

Castilla y León “no entra en ninguna guerra fiscal»

La Junta defiende su minirrebaja del IRPF

El consejero de Economía y Hacienda y portavoz de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, defendió hoy la rebaja del tramo mínimo del IRPF impulsada y propuesta por el Gobierno autonómico y descartó la deflactación de este impuesto, como están realizando otras comunidades, porque la Junta ya tiene “una hoja de ruta establecida”.

Ical.- En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, y en declaraciones recogidas por Ical, Carriedo apuntó que los impuestos son “un tema serio” que requiere de “un análisis y un estudio” como el realizado por la Junta, que ya sometió su propuesta de reducción impositiva al trámite de Gobierno abierto, al Consejo Consultivo y al Consejo Económico y Social para enviarlo ahora a las Cortes, mientras que otras comunidades “lo anuncian ahora y lo tienen que empezar a redactar”.

Reivindicó así que la Junta fue la primera en tomar la decisión por anticiparse “a una situación de crisis” y “no porque una comunidad de un partido dijera algo y a la semana siguiente cambiáramos de opinión”, dado que en materia impositiva, insistió Carriedo, “no es bueno que se improvise”.

En ese sentido, y al ser preguntado sobre la posibilidad de sumarse a las comunidades que deflactarán el IRPF, Carriedo aseguró que Castilla y León “no entra en ninguna guerra fiscal ni copia lo que hacen los demás” por ser la primera en anunciar la bajada de impuestos y por incluir en ella la reducción del gravamen mínimo del IRPF como forma de “bajar el impuesto de la renta para que las personas con una renta media y más baja lleguen a fin de mes”.

“No tenemos que modificar aquello que dijimos por lo que hagan los demás”, insistió el portavoz de la Junta, que apuntó que se mantendrá la propuesta de reducción impositiva en el proyecto de presupuestos planteada hace unos días por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que “informó sobre qué impuestos se bajarán en la ley de presupuestos”, principalmente relacionados con la adquisición de viviendas en el mundo rural.

Todo ello para reivindicar que, con las medidas ya anunciadas, “Castilla y León es la segunda comunidad con el tipo de gravamen más bajo de España” y que se sitúa entre las autonomías “con mayor competitividad fiscal”, por lo que “los ciudadanos ganan”.

En todo caso, Carriedo concluyó que “la filosofía es la misma” en las comunidades que están anunciando ahora la deflactación del IRPF, dado que lo importante es “bajar impuestos a las personas a través del impuesto sobre la renta, se llame deflactación o modificación del tipo de gravamen”.

“El objetivo es el mismo: reducir lo que pagan los ciudadanos”, continuó esgrimiendo Carriedo, que se alegró porque otras comunidades “se hayan incorporado a la senda de bajar impuestos” marcada por Castilla y León. “Bienvenidas sean, porque consideramos que es la senda más adecuada y es positivo que otras comunidades, de una ideología u otra, se sumen a la de bajar impuestos”, concluyó.

Bajada de impuestos

En cuanto a la posibilidad de eliminar el impuesto sobre el patrimonio dentro del proyecto de ley de rebaja impositiva enviado ya a las Cortes, como pidió esta mañana Vox, Carriedo aseguró que ahora es el turno de los grupos parlamentarios para presentar sus enmiendas y, después, la Cámara “tomará decisiones” que a la Junta le tocará “respetar”.

“Nosotros ya hemos opinado con el proyecto de ley, y pensamos que es momento de bajar impuestos y ayudar a los ciudadanos con una rebaja del IRPF y una fiscalidad especial para el mundo rural”, concluyó Carriedo, reiterando que “a esto los grupos pueden enmendar y opinar”, algo con lo que aseguró que la Junta será “respetuosa” con la posición “de todos ellos”.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba