fbpx
Castilla y León

Mañueco y Tudanca se enzarzan en las 35 horas de los funcionarios

El presidente acusa al socialista de buscar votos al oír “campanas electorales” y éste le dedica un “ole” al Gobierno por obligar a la Junta a reducir la jornada de los funcionarios

Alfonso Fernández Mañueco, presidente de la Junta, acusó este martes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de “abrir la caja de los regalos” en periodo electoral con el compromiso de implantar las 35 horas de jornada semanal para los empleados públicos, dentro de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2023, que aprobó este martes el Consejo de Ministros, después de que el portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, exigiera su implantación.

ICAL. En el pleno de las Cortes, Tudanca preguntó a Mañueco como iba a poner en marcha la jornada de 35 horas para los empleados públicos de Castilla y León y exigió al presidente que cumpla el acuerdo que firmó con los representantes sindicales en mayo de 2019. Además, aprovechó para dedicarle un “ole” al Gobierno por obligar a la Junta a aplicar este compromiso con su pacto con UGT y CCOO sobre la remuneración salarial de los empleados públicos.

El ‘cara a cara’ de Mañueco y Tudanca, tras el debate sobre incendios forestales, siguió con reproches del socialista al presidente por leer su réplica y por hablar con “trabalenguas”, mientras éste le respondió que “el problema” es lo que se dice, ante una cuestión como la implantación de la jornada de 35 horas para los empleados públicos, que remarcó sigue siendo un “compromiso”, “previa negociación” con los representantes sindicales.

Al respecto, el presidente de la Junta indicó que se debe atender a lo firmado en el acuerdo con los sindicatos de la función pública, pero también a la estabilidad, la regla de gasto y la deuda pública. A su juicio, las administraciones deben tener en cuenta la “calidad” de los servicios, garantizar la “equidad” de los derechos personal y la “sostenibilidad” del sistema público.

Ante estas palabras, Tudanca exigió al presidente de la Comunidad que dijera si iba a aplicar la jornada de las 35 horas y rechazó que el Gobierno utilice el “yo invito y tú pagas” con este asunto, después de que a su juicio la Junta haya invitado con el dinero de “todos” a los más ricos, los únicos a los que se les invita “rondas”.

Fernández Mañueco insistió en que hay que ser “riguroso” en los datos, porque precisó que en mayo de 2019, cuando se firmó el compromiso de reducir de 37,5 a 35 horas la jornada semanal, él no era presidente, y no había habido una pandemia. Además, destacó su “responsabilidad” con este asunto, frente al líder de la oposición, capaz a su juicio de “prometer el paraíso”.

Por ello, abogó por ser “más racional” en los compromisos y en el cuándo y el cómo hay que cumplirlos y rechazó las lecciones de Tudanca sobre los empleados públicos, tras recordarle que en el pasado, durante su etapa como diputado, votó a favor de la rebaja del sueldo de los empleados públicos y la congelación de las pensiones. “El Gobierno de Castilla y León funciona y actúa”, dijo y añadió que ha resuelto con eficacia el concurso de traslados, ha sacado la oferta de empleo público más grande de la historia y ha impulsando la carrera profesional.

Finalmente, Luis Tudanca denunció que la Junta solo actúa con fondos europeos, estatales o con el superávit y citó la extensión de la banda ancha, la mejora del operativo contra incendios o la gratuidad de la educación de cero a tres años. “Solo faltaba que les pague el salario”, dijo en referencia al Ejecutivo de Pedro Sánchez, y añadió que parece que el gobierno de la Comunidad “no sirve para nada”.

Noticias relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Botón volver arriba