fbpx
Castilla y León

Sanidad hace un llamamiento para donar sangre

“Estamos moderadamente bien de stock, tirando a bajo, pero nuestro problema son los próximos días, con muchas fechas inhábiles”, señala la directora del Centro de Hemodonación

El viceconsejero de Asistencia Sanitaria, Planificación y Resultados en Salud, Jesús García-Cruces Méndez, hizo este miércoles un llamamiento a la población en Castilla y León sobre “la necesidad de seguir manteniendo buenos ritmos de donación de sangre, puesto que se acercan épocas difíciles, donde suele haber necesidad por las cirugías que se realizan durante el último trimestre del año, que coinciden con días festivos y épocas en las que hay menos disponibilidad de personas para donar”, algo que consideró “un hándicap”.

García-Cruces subrayó, en declaraciones recogidas por Ical, que “este año captar nuevos donantes no está siendo fácil y el donante tradicional tiene el inconveniente de que estamos viviendo de cierta latencia del coronavirus, y eso también genera ciertas dudas a la hora de ir a donar”. Por ello, realizó un “llamamiento para mantener y fortalecer el cómputo global de donaciones”, si bien reconoció que en este momento la estimación para el cierre del año “es razonablemente buena y podría ser incluso superior a la del pasado año”. “Aún así queremos hacer esta llamada porque entendemos que es vital en esta época del año garantizar unas buenas reservas para los días que se avecinan, con festivos, accidentes, patologías y cirugías de mayor intensidad”, destacó.

Por su parte, la directora gerente del Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León, Lydia Blanco, señaló que la Comunidad precisa recibir 450 donaciones cada día, una cifra que supondría la necesidad de contar, al cierre del ejercicio, de 102.000 donaciones de sangre, y otras 8.000 donaciones de aféresis, plasma y plaquetas.

“Son cifras francamente altas: 110.000 personas tienen que donar su sangre o ponerse a disposición de nuestros equipos de donación y obtener de ellos una bolsa de sangre o de aféresis al año. El problema que tenemos es que cualquier factor externo puede afectar a esas donaciones, desde que haga frío un día, que sea festivo, que haya una epidemia de gripe o que se ponga enfermo el médico y haya que suspender la colecta. Desgraciadamente los pacientes en los hospitales no descansan y siguen teniendo las mismas necesidades”, esgrimió.

Según explicó, el la última década la disponibilidad de sangre para distribuir a los hospitales ha sido del 100%, si bien reconoció que han vivido “momentos muy apurados en cuanto al stock de reserva” existente, no así en la distribución de sangre, una situación que se repite actualmente.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba