fbpx
Provincia

Concentración contra la agresión homófoba de Aldeadávila

Un joven sufrió una presunta agresión homófoba tras llamarle 'maricón de mierda'

Vecinos de Aldeadávila de la Ribera y de la zona de influencia han convocado, con el apoyo del colectivo Iguales, una concentración contras las agresiones homófobas.

“Ahora mismo me encuentro como si me hubiera caído por las escaleras. Me duele todo”. Así se expresó el joven homosexual presuntamente agredido a primeros de enero por un grupo de hombres en un establecimiento hostelero de Aldeadávila por su condición sexual.

La protesta será el sábado, 28 de enero, a las 12 horas en el frontón de Aldeadávila, según informan los convocantes.

“La madrugada del 1 al 2 de enero hemos estado de fiestas y estas personas han empezado a provocarme. Me acerqué a ellos y les pregunté si tenían algún problema conmigo, que lo hablábamos, pero que no siguiéramos así”, explicó a La Crónica de Salamanca.

Lo que le dijeron es que no tenían que hablar con él de nada, solo darle dos leches. “Uno de ellos ha intentado darme un guantazo. Me he retirado y le he tirado la copa que tenía en la mano. Se ha metido todo el bar, porque es un pueblo pequeño y nos conocemos todos. Nos separaron y él siguió insultándome, llamándome ‘maricón de mierda’,… Ha intentado volver a pegarme, pero lo han separado y se han ido”, matiza.

Unos días después, la noche de la agresión, volvieron a coincidir en varios locales de fiestas de Aldeadávila. Al principio, cada uno fue a lo suyo, pero más tarde, cuando el joven que denuncia haber sido agredido contaba con menos amigos, han coincido en el mismo establecimiento. “Me he puesto a hablar con un colega en la barra y cuando me he dado la vuelta, estaban todos como demonios, increpándome y amenazando si quería salir a la calle. Ha intentado darme un cabezado, me he retirado y le he dicho, déjame”, puntualiza.

Justo en ese momento, dice que comenzaron a pegarle puñetazos. “No sé ni cómo estuve de pie. Creo que en algún momento me caí, alguien me levantó y me llevó al cuarto de baño del bar”, relata.

«Allí -prosigue el joven agredido y siempre según su versión-, dos chicas me preguntaron qué había ocurrido. Comienzo a lavarme y oímos un ruido ensordecedor. Intentamos cerrar la puerta, pero con la fuerza que traían, entraron en el baño. Me han intentado meter un dedo en el ojo, me han tirado en el suelo, me han pegado por todos los lados y cuando estaban estrangulándome, pensé que no salía del bar vivo. Me estaba quedando sin aire. Me metió el dedo en la boca, intenté morderle y vi que no tenía dientes. Le he pegado el bocado con las muelas con toda la fuerza para que me soltara”, explica.

En un momento dado ve que está solo en el suelo del recibidor del baño «y he pensado: “Ahora es cuando me mata, me pega la patada en la cabeza y ya está”, recuerda.

La otra parte sostiene que el agresor fue el chico que denuncia haber sido víctima de la agresión homófoba, y que habría llegado a apuñalar a uno de ellos cuando acudió a defender a su novia de los golpes que presuntamente le había dado el joven homosexual.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba