fbpx
Castilla y León

CSIF convoca movilizaciones el 2 de febrero por el «caos sanitario»

Señalan que la situación en la Comunidad es crítica y critican que el consejero de Sanidad "no se digne a recibirles"

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) convoca a los profesionales de la sanidad de Castilla y León a una concentración ante los hospitales y centros de salud de Castilla y León, para denunciar “el caos sanitario” que sufren los profesionales y los pacientes de la Comunidad. La cita es el 2 de febrero, a las 11.30 horas.

Ical.- Con esta iniciativa, el sindicato se suma a las movilizaciones que están llevando a cabo los empleados públicos sanitarios por toda España. “La situación de la sanidad en nuestra Comunidad es crítica. Está igual de mal o peor que en el resto del país. Es crítica. No nos queda más remedio que concentrarnos para defender una atención digna para los ciudadanos castellanos y leoneses”, explicó el presidente del sector de Sanidad de CSIF Castilla y León, Enrique Vega.

Durante una rueda de prensa para anunciar las acciones, Vega dejó claro que es la Junta la que “está llevando a la sanidad a una situación límite” que afecta al servicio que se presta al ciudadano, por lo que invitó a todos los trabajadores a que se sumen a esta movilización, así como al resto de organizaciones sindicales para que se unan a la protesta, al ser una problemática que afecta a todos.

Mientras la situación es crítica, el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, “no se digna a recibirnos”. “Es imprescindible que se siente con nosotros para conocer las propuestas que tiene su departamento para resolver a corto plazo diversos problemas”, como el colapso de las urgencias hospitalarias, la insuficiencia de camas, las eternas listas de espera en la atención especializada o la falta de personal, enumeró.

Además, es necesario saber cómo abordará la previsible oleada de jubilaciones que se aproximan en los próximos cinco años, tanto de facultativos como de personal de enfermería, la cual está cifrada, aproximadamente, en los 5.000 efectivos.

“Con Vázquez no existe ninguna vía de comunicación abierta ni comunicación, por lo que no hay relación y no se han podido presentar las principales reivindicaciones a pesar de que revalidó su cargo hace más de nueve meses y que Csif representa a más de 6.600 trabajadores en la sanidad de la Comunidad”, añadió.

Vega explicó que la propuesta frente a esta crisis para lograr la sostenibilidad del sistema y mejorar su eficacia “pasa por la escucha de los políticos”, centrándose en el modelo de atención primaria, porque tiene más de 30 años y no ha evolucionado al paso de la población. “Se debe actualizar, reorganizar el sistema, racionalizar de los recursos existentes, reforzar las plantillas y hacer que los puestos de trabajos sean más atractivos en la Comunidad”, aseveró.

Datos sanitarios

Por su parte, la presidenta del sector de Sanidad en Palencia y miembro de la Ejecutiva regional, María Paz Palacín, detalló que en los hospitales de la Comunidad hay incrementos entre el 20 y el 50 por ciento de pacientes atendidos en urgencias, como es el caso del Hospital de Segovia, mientras que en Burgos, tienen unos 400 pacientes al día, cifra que alcanza hasta el pico de los 500 los lunes.

En el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, dijo, el número de atenciones en urgencias es el “más alto desde hace ocho años”, con una “clara curva que va en aumento”; y en el Río Hortega, citó, hay nueve médicos por debajo de la plantilla habitual en urgencias. “La saturación de pacientes lleva a abrir la sala de observación de urgencias, otra sala habilitada y, en no pocas ocasiones, los pacientes están en los pasillos de los boxes”, subrayó.

Por el cierre de las urgencias pediátricas en atención primaria, se ha incrementado la asistencia urgente de niños en el Hospital de El Bierzo, con especial incidencia en el turno de noche, con la “consiguiente sobrecarga”. Recientemente, apuntó que los tres médicos de urgencias llegaron a realizar 500 atenciones presenciales entre adultos y niños en una noche.

Las consecuencias del incremento de jornada laboral de 37,5 horas semanales se sigue dejando notar, lo que “da lugar a bajas laborales”, por lo que señaló que Csif continua con la reivindicación de volver a la jornada de 35 horas semanales, acuerdo ya firmado con la Junta en junio de 2019, pero que todavía no se ha cumplido, dijo Palacín.

Por otro lado, la carga de trabajo en la Atención Primaria es “agotadora e inasumible”, con citas para los ciudadanos que oscilan entre cinco y 15 días, dado que la falta de médicos y enfermeras está al límite.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba