Cosas de la vida

Lola, lolita, lola y las reales cabezas de Letizia y Máxima

Las Reinas, Máxima y Letizia, rivalizan en joyas, sabiendo todos que el joyero holandés es más espectacular

Tengo que reconocerlo, Lolita es uno de mis personajes favoritos. A la vera de su cama, cuando nació, ya había un fotógrafo. La gran Lola sabía cómo hacer negocio fuera y dentro de los escenarios. Y sus hijas también. Sobre todo Lolita. Me parece bien que venda una exclusiva. Me parece bien que sanee sus cuentas a costa de Hola y me parece bien que nos haya presentado a su hijo Guillermo, tan parecido a su tío Antonio, pero en guapo. Lo que no me parece tan bien es que siendo una gran cantante y una gran actriz tenga que recurrir a las exclusivas porque no tiene dinero. Algo huele mal en Dinamarca que diría Shakespeare.

Love tira de archivo y nos descubre las joyas de dos reina. Decía Tolstoi, perdonen que me ponga tan pedante, que todas las familias felices se parecen, pero las infelices lo son cada una a su manera. Pues algo parecido pasa con Letizia de España y Máxima de Holanda. Dice un dicho, no tan literario como el autor ruso, o quizá sí, que el que no ha meado las alfombras de chico, no sabe caminar sobre ellas de grande.

Algo así le pasa a Letizia, que puede ir ideal de la muerte, llevar las mejores joyas y atreverse con un Carolina Herrera, pero los vestidos y las joyas la llevan a ella, como sucedió con el Pertegaz con el que cambió su estado civil. En cambio, Máxima sabe lucir las joyas de la Corona Holandesa, uno de los mejores joyeros del mundo. Por lo tanto, Letizia lucirá joyas, que lo hace, pero ni mucho menos con la categoría, elegancia y seguridad con que las porta en su regia cabeza la argentina.

Y hablando de testas, la que no la levanta es Isabel Pantoja, que se asoma a Díez Minutos y Semana. El amor, no sabemos si a Julián Muñoz o al vil metal, la ha condenado a pasar ‘a la sombra’ una temporada.



Noticias relacionadas

Un comentario

  1. No hace falta que te anime, querida escritora de esto, porque lo haces muy bien sin mis aplausos. PERO ES QUE ME ENCANTA APLAUDIRTE. ¡¡¡Ooolé!!!

Deja un comentario

Botón volver arriba