Local

Natividad Cabezas: “Las personas positivas viven muchos más años”

Es maestra, psicopedagoga, escritora y trotamundos. Ahora reside en Panamá, pero también ha vivido en México, Kuwait, Jamaica y por supuesto, en muchas ciudades de nuestro país.

P. Natividad, ¿Si somos positivos, somos más felices?

R. Totalmente. Soy una gran defensora de la psicología positiva. Además, las personas positivas viven muchos más años.

P. Y si somos positivos, ¿tenemos más fuerza para afrontar cualquier cosa que nos pueda suceder?

R. Sí, porque las personas positivas intentamos ver la parte que nos saca adelante. No vemos pozos, vemos la luz.

P. Pero se dice que un optimista es una persona mal informada.

R. Estoy en desacuerdo, al contrario. Creo que las personas que son negativas o que en un momento de su vida lo han sido, intentan ser positivas y se forman para serlo. El ser positivo es un hábito. Hay personas que nacen con genes positivos, pero si no lo eres, lo puedes adquirir trabajando su mente.

[pull_quote_left]Creo que la mayoría de las personas viven muy deprisa porque tienen miedo a vivir el presente[/pull_quote_left]

P.¿Vivimos demasiado deprisa o corremos para no pararnos a pensar?

R. Creo que la mayoría de las personas viven muy deprisa porque tienen miedo a vivir el presente. Hay personas quieren vivir siempre en el futuro o las hay que están estancadas en el pasado, porque les da miedo enfrentarse al presente. Las personas que son capaces de vivir el momento, el hoy, son mucho más equilibradas y realmente, esas son de las que decimos que tienen carisma, que tienen algo…

P. ¿Las personas que han superado una enfermedad, como es su caso con la fibromialgia, tienen más fuerza?

R. Sí, no sólo he superado esa enfermedad, sino también dos episodios en los que he estado a punto de morir ,y creo que quien tiene una enfermedad y la ha superado, cualquiera que sea, un cáncer, un infarto o un accidente, hay un antes y un después en su vida, porque empiezas a valorar el presente. No le das tanta importancia a tonterías de la vida que antes te obsesionaban, y te das cuenta que lo trascendental es vivir tú y lo que vives hoy.

[pull_quote_left]Podemos hacer mil terapias, pero nos curamos y enfermamos nosotros mismos[/pull_quote_left]

P. Como especialista en terapia del biomagnetismo –imanes- ¿somos pura energía?

R. Sí. Nos unimos a las personas que queremos, nos atraemos unos a otros, dicen que los polos opuestos se atraen y es cierto. Hablo desde la experiencia. Hago muchas terapias de pareja y lo veo constantemente. Lo cierto es que nos movemos por impulsos energéticos.

P. ¿El enamoramiento es pura física?

R. Sí, pero también química. Generamos energía y nuestro cuerpo endorfina que nos ayuda a vivir. Cuando estamos en un momento bajo, recordamos esos instantes de enamoramiento y somos capaces de crear nuestra propia medicina. Podemos hacer mil terapias, pero nos curamos y enfermamos nosotros mismos. Por este motivo, es importantísimo que haya un equilibrio entre el cuerpo, la mente y el alma. Cuando conseguimos esto, salimos adelante de cualquier enfermedad, sabiendo que somos seres vivos y tenemos que morir. Pero, no es lo mismo morir con poca salud que hacerlo con salud, lo que se suele decir de, ‘ha vivido con calidad de vida’. Ahora, le damos muchos años a la vida, pero no sé con qué calidad a esos años.

 

Natividad Cabezas.

P. La crisis económica ha hecho que haya menos divorcios. ¿Dónde ponemos el pijama ahora? (Natividad escribió ‘Papá, mamá: ¿Dónde está mi pijama?)

R. ¡Qué difícil! Los niños son mi punto débil. Utilizando un símil, los niños son ese pijama arrugado que ni mamá lo plancha, ni papá tampoco. Hay que pararse y pensar que aunque el matrimonio tenga que seguir unido, porque las circunstancias económicas son las que son, tenemos que cuidar y mimar a los niños.

 

P. La sociedad ha sufrido durante más de un lustro una gran crisis. ¿Qué estamos aprendiendo en el camino?

R. En mi caso, he aprendido mucho. Por la crisis estoy viviendo en muchos lugares del mundo y me ha dado la oportunidad de conocer otras culturas y otras personas. Creo que tenemos que quedarnos, en cualquier circunstancia de nuestra viva y la crisis lo es ahora, con lo positivo, con lo que puedo aprender. Estos años de crisis creo que nos ha hecho volver a la economía del trueque. Ahora, estamos haciendo intercambios de nuestros saberes y conocimientos. Tenemos que estar, más que nunca, unidos y beneficiándonos y apoyándonos unos de los otros.

 


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba