Local

Salamanca atesora la mejor colección de tortugas terrestres del Paleógeno de Europa

Adán Pérez García y Francisco Javier Ortega, dos de los mejores paleontólogos de nuestro país limpiaron y analizaron los fósiles que se encuentran en la Facultad de Ciencias, junto a Santiago Martín que está realizando el inventario de la Sala de las Tortugas y Emiliano Jiménez

Que Salamanca alberga un gran Museo de tortugas fósiles es universalmente sabido.

Con tal motivo, de vez en cuando, los grandes especialistas de este grupo de reptiles visitan la Sala de las Tortugas, actualmente ubicada en un sótano de la Facultad de Ciencias. En esta ocasión ha corrido a cargo de Adán Pérez García y Francisco Javier Ortega.

Adán Pérez, uno de los mejores paleontógolos del mundo.
Adán Pérez, uno de los mejores paleontógolos del mundo.

Adán Pérez García está revisando las tortugas terrestres del Paleógeno europeo. Según nos ha informado, Salamanca tiene la mejor y más extensa representación de este grupo de fósiles. Había que hacer una limpieza y restauración de las dos grandes vitrinas que están en la entrada de la Facultad de Ciencias, cada una con dos ejemplares hasta ahora determinados dentro del género Hadrianus. Son conocidas desde el momento de su excavación, en 1991 y 1992 en Mazaterón (Soria) como «los novios» y «la familia». Vivieron en paisajes tropicales hace unos 38 millones de años.

Además de estas cuatro piezas, en la Sala de las Tortugas hay otras cuatro; una de ellas, muy completa, será el holotipo de un nuevo género y especie que se crearán no tardando mucho.

Uno de los anhelos del profesor Emiliano Jiménez es hacer una réplica de «los novios» y de «la familia» y quitar después el poliuretano que hoy no deja ver la parte oculta de estos gigantescos fósiles, conocido únicamente uno de ellos por las fotografías que se hicieron durante la excavación. Pero nunca hubo presupuesto para esta costosa operación.

Adán Pérez, Francisco Javier Ortega y Santiago Martín.
Adán Pérez, Francisco Javier Ortega y Santiago Martín.

Adán Pérez García, paleontólogo de gran prestigio mundial, nos comenta que sólo faltaba el estudio de estos grandes bloques salmantinos y de otros que están apareciendo en el almacén, como resultado del inventario que actualmente está realizando Santiago Martín de Jesús.

Hasta ahora se han identificado dentro del género Hadrianus y se han relacionado con el único ejemplar conocido de Asturichelys multicostatus, una tortuga que se halló en el Eoceno de Oviedo en 1926, conservada en la Sala de las Tortugas. La revisión de todo el material europeo permite establecer una nueva clasificación y determinación de estos enigmáticos quelonios, que se extinguieron hace unos 27 millones de años para dejar paso a otros.

Francisco Javier Ortega continúa con sus investigaciones sobre el ya famoso cocodrilo corredor Iberosuchus. Nos ha comunicado la pronta devolución del único cráneo de este singular depredador, el rey de las selvas paleógenas. El inventario de Santiago Martín está descubriendo nuevo e interesantísimo material, que evidencia la necesidad de una ampliación de la Sala de las Tortugas.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Querida periodista: te has quedado corta sobre el interés europeo y mundial del tesoro paleontológico de la Sala de las Tortugas. Es más, me atrevo a decir que es el museo más internacional que hay en nuestra ciudad. Lo que han venido a restaurar estos ilustres investigadores es sólo una pequeña parte de lo que hay. Es un deber de las autoridades el salvaguardar cada pieza de esta fantástica colección para que no se pierda ni una. Y ha llegado el momento de renovar la presentación pública de lo mejor que tiene Salamanca a nivel paleontológico de categoría mundial. Ubicación, presentación, personal, excavaciones… Salamanca no sólo destaca en Humanidades. Tenemos este valor tan desconocido por los salmantinos…

Deja un comentario

Botón volver arriba